La que se compara pierde

  
Ayer fue el GRAN lanzamiento de el famoso y esperado Victoria’s Secret Fashion Show y no conozco a ninguna amante de la moda que no espere este desfile (desde que es el evento y todas las modelos suben fotos a instagram hasta que por fin lo podemos ver en la tele). Tenemos que aceptar que como evento está muy bien hecho, es original, divertido y hay cosas muuuuy padres pero hay un trasfondo súper pesado detrás de esos 45 minutos de pasarela. La mayoría de las mujeres terminamos traumadas, no importa si eres flaca, gorda, caderona, con cintura, alta, chaparra, güera, morena o marciana, acabando el desfile ya tenemos un plan mental de como conseguir ese cuerpazo empezando con la famosa frase de “el lunes entro al gym”, creando dietas que no tienen ni pies ni cabeza pensando que si desayunamos papayita y jugo de naranja mágicamente en 3 días seguro ya tengo la cinturita de Alessandra Ambrosio. Pero lo peor y mas critico es que hay mujeres que dejan de comer y desarrollan un trastorno alimenticio por esta imagen que venden. Primero que nada hay que entender 3 cosas:
1. Así como la vida te premio con otras cosas a ellas les dio una carga genética que ayuda bastante a tener ese cuerpo.
2. Ese es su trabajo (mientras tu estas estudiando, trabajando, llevando a los ninos a la escuela, en el cine, disfrutando a tu novio y a tu familia estas cuatas están haciendo ejercicio y dietas cero antojables para ganar dinero)
y 3. Esos cuerpos no son 100% naturales. En primera el photoshop hace milagros además de que casi todas están operadas (se cosen el abdomen para tenerlo marcado, se ponen implantes de musculo en piernas, brazos, boobs y pompas) y para los desfiles un mes antes las ponen a hacer ejercicio intenso con una dieta de 0 grasa y un día antes las deshidratan para que todo el pellejo se les pegue al músculo, además de que las piernas torneadas, las pompas las boobs y el súper abdomen son también hechos gracias a la magia del maquillaje (lo mismo que hacen en la cara con el blush pero en otras zonas). No crean que así se ven los 365 días del año 24/7, varias modelos han hecho público que no son como se ven en las fotos ni ellas mismas son así de “bonitas y perfectas”. Debemos de aceptar nuestro cuerpo tal cual es, porque es el estuche que vamos a cargar toda la vida y al final te cobra la factura (frase de abuelita pero cierta).
Hay que querernos, amar nuestro cuerpo y cuidarlo (cuidarlo significa que no le metas bombas de grasa, colesterol y conservadores todos los días) dale más fruta, verduras, más agua y menos alcohol, haz ejercicio aunque sea subir escaleras o caminar y veras cómo te sientes bien contigo misma, deja que tu cuerpo decida como quiere estar (llevando una sana alimentación y rutina diaria) al mismo tiempo consiéntete, permítete un gustito de vez en cuando porque te lo mereces y sobre todo nunca olvides que tú eres más que un pedazo de carne y si quieres estar buenaza para atraer al sexo opuesto lamento decirte que el sexo opuesto lo único que va a querer contigo es cuerpo (sexo), así que cada vez que salgas de tu casa piensa bien que es lo que quieres vender y ofrecer (tu inteligencia, sentido del humor, simpatía,  y más cualidades nunca se van a ir así que mejor básate en ellas que de verdad son tus características predominantes y en lo que se fija el sexo opuesto aunque no lo crean). Y si sientes que tienes un trastorno alimenticio de verdad ve con un especialista porque el problema va más allá de un “me veo gorda”, y tú lo sabes así que no estás sola y de verdad puedes estar bien (eso no significa que si llegas con un doctor te van a hacer subir de peso, NO solo te va a ayudar para que recuperes el amor por ti misma se acabe la angustia y empieces a encontrar tu camino y ya lo demás va de la mano). Si alguien le interesa dale clic AQUÍ y te llevara a la página de un especialista.
Así que procuremos no compararnos ni con una famosa inalcanzable ni con la mortal de tu amiga Juanita, porque la que se compara pierde, siempre va a haber alguien más bonita, más guapa y más flaca y no sirve de nada ir por la vida frustradas porque la madre naturaleza no fue “justa”, el cuerpo es algo que no se puede cambiar así que aceptémoslo como es y entendamos que somos UNICAS y si nosotras nos queremos y aceptamos así los demás lo van a hacer y el que no… No vale la pena así que le llegue.
Y que la ropa interior sirva para ayudarnos a sentirnos más sexiees, atrevidas y confiadas en nosotras mismas NO para traumarnos.

Besos, Andrea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s