Viajar no es una vacación

hombre-seguro-de-si-mismo-dos.jpg
Viajar no es una vacación. Viajar no son los km, la distancia ni los aviones. Viajar no son los hoteles y ni siquiera lo es el destino. Viaje definitivamente no es descansar. Viajar es caminar diario medio maratón, dormirte tarde y despertarte temprano, tener agujetas, fatiga y ampollas y sin embargo seguir caminando. Pues viajando sabes que lo que no conozcas hoy no sabes si volverás mañana.
Viajando no hay conversaciones pequeñas ni temas superficiales, viajando la gente se abre y se vuelve vulnerable.
Viajar es ir mas allá de una foto en Instagram, es conectar y empatizar con la humanidad a travez de su historia y su realidad.
Viajar son quienes viajan contigo, tanto los que empiezan juntos como los que te cruzas en el camino. Viajando conoces, y si viajas solo, te reconoces. Si nunca haz viajado solo, hazlo pues te aseguro es el mejor regalo. 
Viajar es aprender de otros, ser flexible, ser paciente y de la otra forma es aprenderte, amarte y disfrutar de tu propio ritmo sin esperar ni rendirle cuentas a nadie.
tumblr_c1870a6abfd245a15d3b04250364feb9_d641efc6_400
Viajar es conocer culturas pero sobretodo conocer personas. Viajar es enamorarte del bartender, hacer una amiga en un país, perder el contacto y encontrártela por casualidad en tu siguiente destino, filosofear de la vida con un par de extrañas hablando de eso de lo que nunca hablas, reconocer tu patria con tus paisanos, desayunar con una anciana hablando de la vida y visitar una iglesia con alguien que conociste ese día. Todo esto en diferentes idiomas, sin propósito ni motivo. Solo viviendo y conociendo.
Viajando regresas a la manera más natural de relacionarte, amando al otro por lo que es hoy sin esperar nada a cambio y mucho menos un mañana. No hay planes, vanidades ni inseguridades . Viajando eres y conoces a quienes realmente son.
Viajando por más aviones, trenes, nacionalidades, fronteras, razas o lenguas no existe diferencia pues viajando aprendes que todos somos uno. Viajar es una experiencia personal y desgraciadamente no todos viajan igual.
Viajar es desprenderte,perderte, buscarte y encontrarte.
Viajar es angustiarte, darte a entender, frustrarte, liderar con aquellos que por ser turista quieran estafarte. Es salir de tu zona de confort, vivir incomodidades, viajar no es una vacación sin embargo no hay mejor escuela que yo haya conocido hasta hoy. 

Viaja para vivir y vive para viajar, A.

kevin-schmid+@lighttouchedphotography.jpg

Adiós

aerial-view-of-wonderful-barcelona.jpg

Adiós, la palabra a la que más le temo sin embargo a la que más me aferro y es que soy yo quien se pone en situaciones momentáneas, en proyectos con fecha de caducidad y momentos pasajeros. Por años creí que no sabia decir adiós y no se si fue la práctica o me estaba engañando pero hoy descubro que no solo se hacerlo sino que lo hago constantemente.

Despedirme se ha vuelto mi deporte favorito, decir adiós es soltar y al soltar te renuevas, rompes y de esta manera te regeneras. Decir adiós es significado de que haz conocido algo nuevo, haz ido y haz vuelto. Sin embargo, tener práctica o aceptar saber hacerlo no quiere decir que no duela al realizarlo. Duele, sigue doliendo, igual o hasta más que la primera vez. Duele decirle adiós a las personas, a un viaje, a una casa, una familia, un país y una vida. Duele soltar, duele acepar que todo eso que tienes ya no volverá o por lo menos no lo hará igual.

Hoy me despido después de 5 meses de haberlo dejado, hoy digo adiós a esa casa, esa familia, ese clima y estilo de vida. Hoy me despido de mi misma en otra época, hoy me despido de los dolores y me llevo conmigo las lecciones, hoy me despido de una ciudad, un país y un continente. Hoy te digo adiós Barcelona. Casi 2 años a tu lado, juntos hicimos 29 viajes, visitamos 73 lugares, 19 países en 3 diferentes continentes, escuchamos 16 idiomas y nos subimos a 48 aviones. Sola, solos, acompañados de amores, desamores, familia o amigos. Me regalaste infinidad de risas, millones de experiencias  y cientos de lagrimas. 2 casas, 11 roomates, sin fin de amigos, 14 pacientes, 9 amores, 5 trabajos, 7kg, 1 maestría y 1 posgrado.

IMG_5758

A tu lado aprendí a soltar, a dejar de planear. A disfrutar a pesar de la adversidad, a ir lento, a no quererme comer el mundo a puños y saber que lo que sobra es tiempo. Entendí que en el viaje lo más importante no es el clima sino la compañía y aprendí a apreciar el paisaje incluso si llovía.

Aprendí a escuchar, a ceder y empatizar. A ver por mi pero también a ver por alguien más. Aprendí a hacer amigos desde lo natural, a vivir el hoy y a preocuparme mañana. a decir que si, a decir que no, a ser espontánea, flexible y a cambiar de planes.

A su vez, aprendí a llorar sin culpar, a darme tiempo fuera, a saborear mi soledad y desde ahí descubrí que para hacer lo que quiera no necesito a alguien mas. Aprendí a tomarme un café conmigo, a tener una cita sola, a salir a cenar o incluso a bailar con mi compañía, a viajar junto conmigo y desde ahí fluir y hacer amigos. Aprendí a amar pero sobre todo a amarme, descubrí que para enamorarme no necesito amor a cambio y se puede tener una relación sin pareja, de esta manera aprendí a disfrutar y vivir el amor por lo que siento y no por lo que me dan pues descubrí que el amor es unilateral.

A decir que si a más planes, a hacerme amiga de desconocidos y a entablar conversaciones cortas y sin sentido. Aprendí a tener relaciones genuinas, a saludar al vecino, a los trabajadores de la obra de enfrente, a hacerme amiga del mesero del bar de al lado y a llamar por su nombre al panadero y al cajero del supermercado. A volar a otro país para conocer a alguien al que me cruce en un viaje, a tener una cita inesperada a la 1 de la mañana, a irme a cenar con alguien con quien no comparto un idioma y a ir a un asado con nuevos amigos los cuales conocí la noche anterior tras 5 minutos de conversación y es que al contrario de lo que nos dicen, cuando la gente está sola no busca cuerpo, sino compañía y conexión. Esa es mi mayor lección.

Captura de pantalla 2020-08-16 a las 18.10.25.png
Aprendí a reírme de mi misma, a cantar en alto y contarme chistes malos. A cocinar, a hacer ejercicio, tener disciplina y disfrutar de la rutina. A cuidarme, perdonarme y darme oportunidades. A cuidar mi cuerpo en todos los aspectos, escucharlo, atenderlo y mimarlo, a dejarme de preocupar por mi peso, a confiar en mi, en mi intuición y con mi sexto sentido potenciar la conexión. Aprendí a hacer las cosas hoy pero también saber esperar al mañana. A pedir ayuda, a rehabilitarme, ir al doctor y bajar la marcha si era necesario, aprendí a expresar lo que necesito y ya está.
A viajar sola, a organizar viajes y hacerlo con una maleta de mano, hospedarme en hostales y soltar las cosas materiales. Aprendí a ser mi propia mamá y mi propio papá, a cuidarme y ponerme en situaciones favorables, a vivir con miedo, sin miedo, con emoción y desvelos. Aprendí a saber que todo es temporal, pasará y al final todo va a estar bien. A disfrutar el camino, las cotidianidades y de la misma manera moverme de manera constante.

Aprendí a dejar de pensar en el tiempo, a darme espacios y descansos.  A dejar de planear, pues entendí que la vida da vueltas muy rápido y lo que hoy te gusta probablemente mañana pueda cambiar.

Adéu Barcelona, gracias por cada lagrima, cada logro y cada derrota. Me enseñaste cosas que jamás imaginé que podía lograr, me regalaste experiencias que puede jamás vaya a contar, me hiciste grande en todos los sentidos, me tiraste y una vez que descubrí mis bases, me levantaste. Me desconocí y me reconocí, gracias a ti descubrí como me gusta vivir. Me transformaste y  con mi soledad me reconciliaste por todo esto y mas, te llevaré conmigo toda la eternidad.

Fins a la propera, A.

Captura de pantalla 2020-08-16 a las 18.17.31

Dicen

photo-1530103043960-ef38714abb15.jpeg

Dicen que existe un ser muy extraño por ahí andando, alguien que no se ha rendido y vaya que se ha caído. Que sus heridas han sido profundas y sobre todo prematuras, pero también dicen que no se ha quedado con ellas. Se rumora que se ha logrado hasta borrar las cicatrices.

Dicen que se ha transformado, que ha cambiado una y mil veces, que se ha cuestionado hasta haberse encontrado. Que le han roto el corazón tan fuerte que sentía que se lo habían quitado y desde las cenizas lo ha curado y sobretodo reutilizado. Dicen que tiene una lista de amores fracasados la cual mira segura de que un día se reirá de ella cuando encuentre al indicado.

Que se ha levantado más veces de las que se ha tropezado, que se ha ido muy lejos para poder encontrarse, que ha caminado sola por días y ha vivido lejos de su casa más de lo que planeaba en su vida.

10fda124907569cc878a49a777b5ccbc.jpg

Dicen que es de las que no se rinde, que la han molido a palos y sigue intentando hasta el cansancio. Es de las que se renueva a diario, que no se da por vencida hasta lograrlo y cambia de opinión a cada rato. Aquella que llora bajo la lluvia pero baila aunque le apaguen la música.

Dicen que se siente un bicho raro, que a veces se le olvida quién es de tantas veces que se ha reinventado y a la vez se sigue buscando. Dicen que es increíble, que le cuesta reconocerse pero cada vez empieza más a lograr verse.

Dicen que es increíble y poco común sin embargo si miras al espejo notarás que ese alguien eres tú.

A.

Travel-Instagrammer.jpg

 

He vuelto a regresar

tumblr_nls8vrIouc1qmbp0mo1_500.jpg

Suena a pleonasmo, lo se, pero me he ido tantas veces que nuevamente he regresado.

He vuelto a regresar, estuve tiempo sin escribir y otro tiempo escribiendo solo para mi. Y es que encontrarse es mucho más difícil que buscarse.

Cuando estás en la búsqueda ;aunque no lo parezca; todo es más sencillo, avanzas a cualquier dirección y vas haciendo un mapa en base a ensayo y error. Y no quiere decir que he dejado de hacerlo pues mi vida desde que tengo conciencia la he encaminado a una búsqueda eterna, sin embargo llevo tanto tiempo tan lejos de casa que por primera vez además de buscarme, me di tiempo de encontrarme.

He estado tan sola que me he dado momentos de introspección que jamás había tenido. He viajado únicamente con mi persona a infinidad de lugares, he recorrido kilómetros por ciudades sin hablar con nadie, paso las noches conmigo y despierto de la misma manera y fue así como empecé a encontrarme.

photo-1530103043960-ef38714abb15.jpeg

En este tiempo entendí que solo soy hoy, que no se si me parezco a lo que seré al día siguiente o si sigo una línea encaminada. Hoy, lo que no me gustaba ahora me gusta y lo que quería ahora no lo quiero tanto. He cambiado de gustos, creencias, pensamientos e ideas.

Renuncié un sinfín de veces, me canse de definirme, de encasillarme o excluirme de algún grupo. Me cansé de sentir que pertenezco a algo y negar que soy de otro, de decir “Yo no soy de esas” y de pasar por original. Me cansé de describirme, de decir cómo soy pues hoy me doy cuenta que no lo se del todo.

Renuncié a hacer un script de mi vida e ir día con día pues se quien fui pues lo he vivido, descubro n el presente quién soy, pero no te puedo decir quién seré mañana.

Y aquí estoy, una vez más dejando mis letras por acá. No se si más o menos perdida pero se que no soy igual. Y creo que de eso se trata la vida, pues más que una búsqueda para llegarnos; o no; encontrar, es el constante cambio lo que nos hace evolucionar. 

Prometo que por más que me tarde siempre volveré a este lugar.

Así que una vez mas, he vuelto a regresar.

A.

girl-sitting-on-top-of-a-mountain-with-a-laptop-1024x613.jpg

Gracias por leerme, por que aun en mis periodos de ausencia cuando miro las estadísticas ahí están, leyendo posts antiguos y buscando nuevos.
Zona en Blanco es el retrato escrito de mi vida, y hay periodos de mucha inspiración y hay otros que no logro plasmar las cosas en un papel de tanta introspección.

Love, A

Puede que no

 

6098574462_734a729da6_b.jpg

Puede que todo salga cómo lo esperas, que tus sueños se cumplan, que lo imposible sea posible. Pero también puede que no. Puede que no te cases, que no encuentres al amor de tu vida, que no llegues a mañana. Puede que llegues a la cumbre del éxito, que te saques la lotería, que inventes el hilo negro, o puede que no.

Puede ser que encuentres a la primera, a la pareja de tu vida entera, pero puede que no y sea hasta la tercera, cuarta o quinta. Puede que tengas los hijos que esperas o puede ser que no o tengas que someterte a tratamientos.

Puede que necesites un doctorado para sentirte realizado o puede que no. Que sin estudios logres una carrera profesional pero también, puede que no. Puede que no encuentres trabajo, que te despidan o que no te den el aumento, o puede que si.

Puede que no tengas salud toda la vida, que te enfermes de alguna cosa rara, que seas de ese 1% que nadie cree que será o que todo lo que quieras no salga como lo esperabas. Puede que nunca necesites usar el seguro medico que pagas año con año, que nunca te tengas que exponer a ninguna cirugía o pisar un hospital, o puede que no.

explorarr.jpg

 

Y de igual manera puede que te toque presenciar un milagro, ser tú el milagro, salvar alguna vida, o dar vida, o puede que no.

La vida es una ruleta rusa llena de probabilidades, unas altas, otras más bajas. Suena negativista pero es realista saber que puede que no todo lo que queremos suceda.

Dejemos de frustrarnos al no lograr algo, de buscar culpables sobre los tropiezos, desfortuna o fracasos y de la misma manera sigamos soñando, sigamos buscando pues la esperanza motiva y los planes encaminan, pero nunca olvidemos que lo único que tenemos es el día a día, pues todos esperamos llegar a mañana pero… puede que no.

Puede que si pero puede que no, así que hazlo hoy

A.

africanamericancouplehappyhugsmilingjpg.jpg

Volar

narrativa-2-apeacefulniche-tumblr.jpg

 

Volar es saltar del nido, aventarte sin siquiera saber si serás capaz de extender las alas, volar no es de expertos, volar es de valientes pues es tener miedo y hacerlo con ello. Subir, bajar, sin planes ni casa, simplemente disfrutar lo que pasa.

Volar es salirte de la zona de confort, buscar que hay más allá, es perder el piso sin saber siquiera donde o cómo vas a aterrizar.

Hay quienes vuelan con mapa, otros que vuelan sin ruta, pero volar es de aventados, de aquellos que buscan la aventura. Volar es soltar, desprenderse por completo, es llegar a lo desconocido y poco a poco irlo volviendo conocido para una vez que lo conozcas una vez más te hayas ido.

Volar es ser de ninguna parte, no pertenecer a ningún sitio sin embargo identificarte con todos por algún motivo. Volar es desconectarte, entrar en modo avión para conectarte contigo mismo. Es desconocer para conocerte a ti, es ir mas allá para encontrarte a profundidad.

photo-1525723550961-7a8f846d6ba7.jpeg

Volar es viajar, experimentar, amar desde una percepción natural. Volar es olvidar, perdonar, cerrar ciclos al andar pues nunca sabes cuando vayas a regresar pero estas seguro de que hay cargas que no te vas a llevar.

Volar es llorar tanto al despegar como al aterrizar, por los que se quedan y por los que vendrán. Volar es estar en constante búsqueda, renunciar a lo que conoces y soltar las mil y un planificaciones. Volando dejas que te lleve el viento, te das cuenta de que no tienes nada y lo que vayas adquiriendo ya es ganancia. Volando te atreves a hacer todo aquello que la mente te detiene cuando está en tierra.

Volando ya no eres el mismo, eres libre, no hay rutas especificas; aunque si, aumenta el riesgo de caída; pero volando todo vale de por vida.

La magia del vuelo es que muy pocos logran hacerlo eterno así que tienes que aprender lo más que puedas durante el vuelo para que lo materialices al estar de vuelta en el terreno.

Vuela tan alto y tan lejos como puedas pues es desde arriba donde todo tiene más sentido y perspectiva.

A.

 

new_things109-2.jpg

 

El yoga en mi vida

 

yoga girl

Yoga, una palabra tan corta que jamás creí que fuera a significar tanto. El yoga no es solo una práctica diaria que me ha puesto en contacto con mi cuerpo desde una manera mas profunda y menos superficial. Mas que una practica, el yoga se ha convertido en una metáfora de vida.

El yoga en mi vida me ha enseñado a estar presente, a vivir aquí y ahora, a saber que si te concentras en tu respiración lo externo pasa y las dificultades duelen menos, a saber que todo es temporal; si duele, es temporal, si te encanta; es temporal y cada momento de inconformidad te vuelve más fuerte y más flexible. De la misma manera me ha enseñado a aceptar el dolor sin juzgarlo y a ser paciente con las inconformidades, a ser tolerante con mi practica, no exigirme más de lo que puedo dar y saber que hasta donde llegue ese día está perfecto, aprendiendo que se pueden dar pasos para atrás y el retroceso no está “mal”. De la misma manera me enseñó a no jerarquizar, sino a conectarme con mis sensaciones y emociones encontrando un equilibrio interno.

yoga

Practicando yoga aprendí que estando de cabeza uno tiene una perspectiva distinta de las cosas, que si te concentras en el de al lado es posible que te caigas de tu asana o que no logres profundizar en la misma desaprovechando tus propias capacidades. Entendí que si te enganchas en el “qué dirán” no lograras dar lo mejor de ti y de la misma manera si te concentras demasiado en ti, la practica pierde el sentido.

El yoga en mi vida me enseñó a amarme tal y como soy, a ver la vida desde un enfoque personal y vivencial, me trajo amigos, energías y buenas vibras. Me enseño a decir hoy no puedo pero con ganas de intentarlo mañana, a ser cálida y amorosa con mi cuerpo el cual hoy llamo templo, a concentrarme en mis emociones y dejar ir mis pensamientos. Me enseño a soltar, a fluir, a saber caer, aceptar mi caída y después levantarme. Todo esto poco a poco, sin prisas, sin presiones y sin limitaciones.

Cada practica me permite poner una intención, sanar y fortalecer mi cuerpo y mi mente, renacer desde cero, conectarme conmigo y mi respiración; descubriendo el poder que tiene; y desde ahí conectar con el mundo y todos sus seres par así ser más consciente.

Hoy ya no se si el yoga está en mi vida o mi vida está en el yoga.

Namasté, A.

5a068b32417576547d944a530d5967f3.jpg

Este post está dedicado a cada uno de mis maestros, a cada uno de mis compañeros que han compartido su energía y su práctica conmigo. Pero sobretodo a esa mujer que inició a aquel hombre quén fue el que me llevó a mi primera clase y a quien también le estoy eternamente agradecida.

Es tiempo

kittenhood-ro-backpacker-woman.jpg

Es tiempo de consolarme, de tomarme la mano, de dejar de pedir y empezar a recibir todo eso que necesito, pero de mi. Es tiempo de estar conmigo, de conocerme, de amarme. Es tiempo de crecer, de descubrir que en efecto duele, pero no dejar de intentarlo. Es tiempo de lesiones, fracturas expuestas y corazones rotos. Es tiempo de viajar, de experimentar, de probarlo todo. Es tiempo de decirle que sí a la vida, de no tener miedo y si se tiene, hacerlo con ello.

Es tiempo de abrir los ojos, de abrazar la vida con todos los sentidos, de ver para adelante. Es tiempo de sobarse las rodillas y lamerse las heridas, de perdonarse, de curarse. Es tiempo de disfrutar, de dejar que la vida te sorprenda, de encontrar sin buscar. Es tiempo de extrañar, de llorar y a veces reprochar, pero sobretodo es tiempo de soltar.

photo-1530103043960-ef38714abb15.jpeg

Es tiempo de empatizar, de renunciar al constante pensar y al qué dirán. Es tiempo de fluir y muchas cosas dejar ir. Es tiempo de cambiar, de dejar de planear y simplemente estar. Es tiempo de suspirar, de amar de una manera real, de ayudar. Es tiempo de conocer, de ver más allá, de sintonizar con mentes y vibrar con almas.

Es tiempo de ir por un helado, de dejar de contar calorías, de hacer lo que se quiere en lugar de lo que se debe, de reírse a carcajadas, de que te falte el aire y llores pero de risa y el único dolor que perdure sea el de abdomen. Es tiempo de comprometerse mucho más con las ganas de sanar o de estar bien y eso tiene que ser mucho más importante que el miedo a estar solo o volver a empezar.

Es tiempo de pensar en ti, es tiempo de vivir.

dark-grunge-men-pale-Favim.com-2635411.jpg

A.

Hola otra vez soledad

Bunker-del-carmel-1.jpg

Nos encontramos de nuevo, la primera vez llegaste como susto y hoy te abro la puerta lento pero con gusto. Hola otra vez soledad, amiga, compañera, musa de mis letras e inspiración continua. Te vuelvo a ver aunque esta vez te noto diferente, no se quien ha madurado si tú, yo, o hemos sido las dos.

Es cierto que fui yo quien te buscó, quien te planeó sin embargo al primer encuentro te negó, te confieso que me da miedo sentirte pues tengo la sensación de que vienes a herirme. Siempre quiero huir de ti sin embargo hoy no tengo a dónde ir. Esta vez no es como aquel adiós que nos presentó o ese camino que inesperadamente nos unió. Ahora  nadie te impone ni me avienta a tus brazos, esta vez estoy contigo por decisión y convicción. Hoy te gozo, te aprendo y sigo tus pasos.

1_hotel-pulizer-barcelona-spain-sania-claus-demina-room-217-gina-tricot-shirt_1.png

Estar contigo irónicamente se ha vuelto un ejercicio de estar conmigo, pues cuando más te tengo, más me siento. Al estar contigo no me pierdo; al contrario; me encuentro. Me sorprendo contándome chistes y riéndome sola, planeo citas conmigo misma en lugares dónde antes no iria sin compañía e invento nuevas recetas en la cocina. Canto en alto por las calles y hablo a versos, pierdo la vergüenza y el “qué dirán” cada vez me importa menos. Comienzo a conocer de cerca mis miedos, demonios y defectos pero me enfoco más en lo que llevo dentro.

Contigo me he vuelto mas tolerante, paciente, empática y perseverante. Me he aprendido a dar lo que necesito y a satisfacer mis propias necesidades. He buscado compañía, anhelado compartir con alguien mi día sin embargo al toparme siempre contigo en la rutina me doy cuenta de que no necesito a nadie más que a mi en mi vida.

No te pongas triste si te digo que este tiempo no será eterno, siendo honesta tengo otros planes para lo nuestro. Y aunque siempre buscaré momentos para reunirnos, no quiero vivir eternamente contigo. Pues una vez creciendo juntas me gustaría recorrer una vida de la mano de alguien más y eso significa que tú ya no estarás.

Hola otra vez soledad, por mientras disfrutémonos un poco más.

A.

la_ciudad_condal_es_tuya__6316_940x627.jpg

Me tardé

 

broken-mirror-lake-impact-erik-johansson-9

Me tardé en darme cuenta que todos esos apodos que no hacían más que resaltar mis defectos, eran violentos. En aceptar que no estaba bien que me ignoraran, me regañaran, moldearan y constantemente me pidieran que cambiara. Me tardé en entender que quien salta de una relación a otra no te busca por amor sino por compañía y a quien no le gusta estar con su propia familia y no acepta a la tuya, no podrá hacer una contigo.

Me tarde en ver que una relación es una balanza, que quien no te puede esperar ni 50 días, suprime tus planes previamente hechos o limita tu crecimiento, no ve por ustedes, ni por ti sino por Él. Que la frase “Esa no es la relación que yo estoy buscando” era el encabezado de una relación de uno y no de dos. Me tardé en ver que aquel que no tolera los defectos y demanda constante perfección no emana amor, que cuando el juego está de un solo lado de la cancha no están jugando juntos sino contigo.

Me tardé en entender que un puñado a manos llenas de virtudes y cosas buenas no le quitaban los barrotes a aquella jaula que me rodeaba. Que no poder viajar, ver a mis amigas sin estar checando el celular, no poderme quedar sin pila, tener amigos, convivir con mi familia o no poder ir a un retiro de meditación a cambio de amor, definitivamente no era amor.

candle

Me tardé en darme cuenta que estuve sumergida en una relación no solo machista sino violenta; pues el egoísmo, el doble sentido, la presión, los celos, la desconfianza, las insinuaciones, represiones y limitaciones no son golpes pero si agreden. Tardé en poner el amor propio sobre todas las cosas, en decir adiós, en reconstruirme. Me tardé en perdonar, en perdonarlo, pero sobretodo en perdonarme a mi, dar vuelta de página y seguir.

Me tardé en encontrar una relación donde me dan todo lo que me decían que no se podía, en ver que si existe todo lo que yo defendía. Me tardé en encontrar a alguien que vive y piensa como yo, que su mundo es mixto y su amor no tiene limitaciones, clausulas ni peticiones.

Tarde, cuantas veces no me reproché a mi misma el tiempo que me tomó darme cuenta, en valorarme, en amarme. Hoy puedo decir que el tiempo es relativo, que si pudiera regresarlo volvería a vivirlo pues de todo he aprendido.

Me tardé, pero estuve a tiempo.

A.

girl lake

Processed with VSCOcam with f2 preset