Puede que no

 

6098574462_734a729da6_b.jpg

Puede que todo salga cómo lo esperas, que tus sueños se cumplan, que lo imposible sea posible. Pero también puede que no. Puede que no te cases, que no encuentres al amor de tu vida, que no llegues a mañana. Puede que llegues a la cumbre del éxito, que te saques la lotería, que inventes el hilo negro, o puede que no.

Puede ser que encuentres a la primera, a la pareja de tu vida entera, pero puede que no y sea hasta la tercera, cuarta o quinta. Puede que tengas los hijos que esperas o puede ser que no o tengas que someterte a tratamientos.

Puede que necesites un doctorado para sentirte realizado o puede que no. Que sin estudios logres una carrera profesional pero también, puede que no. Puede que no encuentres trabajo, que te despidan o que no te den el aumento, o puede que si.

Puede que no tengas salud toda la vida, que te enfermes de alguna cosa rara, que seas de ese 1% que nadie cree que será o que todo lo que quieras no salga como lo esperabas. Puede que nunca necesites usar el seguro medico que pagas año con año, que nunca te tengas que exponer a ninguna cirugía o pisar un hospital, o puede que no.

explorarr.jpg

 

Y de igual manera puede que te toque presenciar un milagro, ser tú el milagro, salvar alguna vida, o dar vida, o puede que no.

La vida es una ruleta rusa llena de probabilidades, unas altas, otras más bajas. Suena negativista pero es realista saber que puede que no todo lo que queremos suceda.

Dejemos de frustrarnos al no lograr algo, de buscar culpables sobre los tropiezos, desfortuna o fracasos y de la misma manera sigamos soñando, sigamos buscando pues la esperanza motiva y los planes encaminan, pero nunca olvidemos que lo único que tenemos es el día a día, pues todos esperamos llegar a mañana pero… puede que no.

Puede que si pero puede que no, así que hazlo hoy

A.

africanamericancouplehappyhugsmilingjpg.jpg

Anuncios

Es tiempo

kittenhood-ro-backpacker-woman.jpg

Es tiempo de consolarme, de tomarme la mano, de dejar de pedir y empezar a recibir todo eso que necesito, pero de mi. Es tiempo de estar conmigo, de conocerme, de amarme. Es tiempo de crecer, de descubrir que en efecto duele, pero no dejar de intentarlo. Es tiempo de lesiones, fracturas expuestas y corazones rotos. Es tiempo de viajar, de experimentar, de probarlo todo. Es tiempo de decirle que sí a la vida, de no tener miedo y si se tiene, hacerlo con ello.

Es tiempo de abrir los ojos, de abrazar la vida con todos los sentidos, de ver para adelante. Es tiempo de sobarse las rodillas y lamerse las heridas, de perdonarse, de curarse. Es tiempo de disfrutar, de dejar que la vida te sorprenda, de encontrar sin buscar. Es tiempo de extrañar, de llorar y a veces reprochar, pero sobretodo es tiempo de soltar.

photo-1530103043960-ef38714abb15.jpeg

Es tiempo de empatizar, de renunciar al constante pensar y al qué dirán. Es tiempo de fluir y muchas cosas dejar ir. Es tiempo de cambiar, de dejar de planear y simplemente estar. Es tiempo de suspirar, de amar de una manera real, de ayudar. Es tiempo de conocer, de ver más allá, de sintonizar con mentes y vibrar con almas.

Es tiempo de ir por un helado, de dejar de contar calorías, de hacer lo que se quiere en lugar de lo que se debe, de reírse a carcajadas, de que te falte el aire y llores pero de risa y el único dolor que perdure sea el de abdomen. Es tiempo de comprometerse mucho más con las ganas de sanar o de estar bien y eso tiene que ser mucho más importante que el miedo a estar solo o volver a empezar.

Es tiempo de pensar en ti, es tiempo de vivir.

dark-grunge-men-pale-Favim.com-2635411.jpg

A.

Empecé con el amor propio

zona en blanco best picture instagram tumblr

Empecé con el amor propio, empecé reinventándome desde dentro, buscando una receta completamente personal encargada de mi sanación, aun cuando mi mente me saboteara diciéndome lo contrario, y como en una dieta poco a poco sin darme cuenta mi esfuerzo diario comenzó a rendir frutos.

Empecé con amor propio, a tratarme bien, como quiero ser tratada, a validarme y respetarme pero sobre todo a amarme. Empecé a darme tiempo, espacio, a lamerme las heridas, a decir que no, y a decir prefiero otro día.

Hablar de amor propio es difícil sin sentirte egocentrista, egoísta o ególatra pues es un trabajo de uno con uno, te tienes que concentrar en ti justamente, pensar en ti, empezar por amarte a ti y nos han enseñado que pensar primero en uno mismo es egoísta. Nadie nos dijo que para estar bien con los demás primero hay que estar bien con nosotros mismos.

woods advetures zona en blanco

Empecé con el amor propio, por preocuparme todas las mañanas por como me sentía, que comía y que hacia. Empecé por regalarme, por darme, por cuidarme. Empecé con el amor propio, por hacer planes conmigo, dejar de esperar algo a cambio y lo mas difícil, dejar de buscar. Cuando estás en amor propio dejas de querer encontrar a alguien que te ayude a sanar o a satisfacer alguna necesidad, ese poder es tuyo y de nadie más.

Empecé por el amor propio, un amor que no juzgara o que me intentara cambiar para agradar sino que da paz para permitirte alegrar y desde ahí amar más. Empecé por amor propio, a cuidar todo lo que entraba en mi sistema, continué con el ejercicio, la meditación y la practica constante de yoga; acercarme a lo que me hace bien y alejarme de lo tóxico.

Empecé por el amor propio, dejé de esperar y de buscar y ahí fue donde comencé a sanar, empecé a vivir una práctica de amor incondicional meramente personal. Ámate, ámate plenamente, ámate de verdad y ahí absolutamente nada te va a faltar.

 Cuando me dolía, cuando más incompleta y lastimada me sentía empecé con amor propio. Yo, me regeneré con amor propio.

Con amor, Andrea

zona en blanco tumblr instagram

Resulta paradójico que a veces necesitemos que nos rompan el corazón para que salga de dentro el amor mas importante: El amor propio