Quiérete más

love person

Quiérete más, deja de juzgarte, de castigarte, de ser tu peor juez y tu constante verdugo. Quiérete más todas las mañanas cuando te veas al espejo, deja de compararte, de odiarte, pesarte, calificarte y querer constantemente cambiarte. Quiérete más, apláudete y cree en lo que haces, celebra tus triunfos y reconoce cada uno de tus logros. Perdónate, deja de reprocharte el pasado, lámete las heridas y da vuelta de página.

Atrévete a hacer eso que mueres de ganas pero te da miedo, compra los boletos para ese concierto, pide postre, cómete la última rebanada de pizza, súbete a ese avión, camina sin rumbo y habla con algún extraño, conoce mentes, lugares, libros, países. Abre tus horizontes, cuestiona tus creencias y desplaza tus fronteras. Quiérete más y por favor deja de preocuparte por el que dirán, vive para ti y por ti; lo que piensen los demás da igual; Quiérete hasta que te des cuenta que tú eres lo más preciado que tienes en esta vida.

Quiérete más e invierte tu tiempo en cosas que te enriquezcan por dentro, que te acerquen a tu ser natural, a tu humanidad. Date tiempo para ti, haz yoga, medita, ve a terapia, a un retiro, come sano y haz ejercicio, ámate tanto que se vea reflejado. Respétate, conoce tus límites, encuentra tu propio balance, diviértete y a la vez regálate el descanso necesario. Realiza cosas nuevas, busca una o mil pasiones, vive de eso y para eso. Se cálido contigo mismo y empieza por tratarte como quieres ser tratado.

tumblr_nt895xBdis1r2nunbo1_500.jpg

Quiérete más, deja de ver contenido vano, de desperdiciar tu tiempo en redes sociales vacías y charlas con amigos hablando de otras vidas. Júntate con pura gente que sume y aléjate de todas aquellas personas tóxicas, aprende a cerrar ciclos, renuncia a ese trabajo que no te gusta, deja de buscar a esa persona que no te corresponde, termina esa relación dañina o a aquella que es estable pero sabes que no tiene futuro.

Quiérete más, baila sin pena, súbele a la música, canta alto y come sin culpa. Ríete de ti, ama sin miedo y compártelo todo. Quiérete más y piérdele el miedo a lo que viene, confía en ti y en tu mente, deja atrás lo que ya fue ayer y no te preocupes de más por el mañana. Sonríele siempre a lo que venga, como venga.

Quiérete más y vive consciente, enamórate de ti, de la vida, de este momento. Comienza a disfrutar tu vida, pues si no lo haces tú nadie más lo hará.

street-photography

Selflove, A

 

 

Viajando

 

backpack trip
Viajando aprendes quién eres desde sitios de donde no eres. Viajando conoces algo más que solo lugares, viajando te conoces a ti, a tus compañeros de viaje, a desconocidos que se vuelven conocidos, al verdadero sentido de la vida. Si pones atención, viajando resaltan tus fortalezas y de la misma manera tus problemas cotidianos también hacen presencia. Viajando no te alejas; al contrario; viajando te acercas; a ti, a los demás, a la tierra y a tu propia humanidad.

Viajando no solo disfrutas de otros países y otras culturas, también comienzas a valorar al tuyo en esencia, ves cada una de sus riquezas. A su paso, viajando anhelas que no existieran fronteras, dejas tu nacionalidad en la maleta y te conviertes en un ciudadano de este planeta.  

Viajando te enamoras en días, conoces amigos en minutos, y creas una familia en semanas, dejas atrás miedos y prejuicios. Viajando conoces a otras mentes que mueven y transforman la tuya haciéndola más grande y más fuerte, abres tu mundo y tu perspectiva del mismo. Viajando cambias tus prioridades, dejas de coleccionar cosas y comienzas a recolectar momentos.

large.jpg

Viajando aprendes a darte el descanso necesario pero no abusando, a aceptar el dolor y malos ratos pero sin instalarte en ellos, pues viajando te das cuenta de que el tiempo se acaba y entiendes el verdadero significado de «lo que no hagas hoy ya no lo podrás hacer mañana».  El tiempo es tan corto que vives el momento, no tienes prisa pero tampoco lo desperdicias.

 Viajando no te desconectas; al contrario; te conectas. Contigo, con tu ser natural y en esencia,  conectas de esa misma manera con el otro, te vuelves más paciente, más empático y más consciente. Viajar es amar, amar en esencia, amor puro e incondicional. Viajando amplias tus horizontes, tu perspectiva se extiende, te hace ver, renacer, apreciar una puesta de sol como si fuera la primera, vivir el momento en consciencia plena.

Viajando te das cuenta de que la vida se te va a acabar y no hay lecciones más grandes que las que aprendes al viajar. Así que viaja, viaja todo el tiempo y cada que puedas, viaja lejos, viaja cerca, viaja por poco o mucho tiempo ;que más da; viaja y ya. Por que aunque la gente piense que te estas escapando, mientras viajas te vas encontrando.

travel-photography-01Part-II.jpg

Vivir me enseñó a viajar y viajando aprendí a vivir.

A-

Me cansé de ser perfecta

 

Captura de pantalla 2017-05-13 a las 10.18.47.png

Me cansé de ser la más fuerte, la más sabia y la más feliz, me cansé de no llorar en público y hacerle creer a todos que mi vida no tenía problemas.

Me cansé de convencerme a mi misma que aquella historia que le vendía a todo el mundo se la creían, de las dietas eternas sin sentido ni trasfondo, de las selfies y sus 1000 intentos previos para que saliera la “buena”. Me cansé de siempre pensar en el outfit perfecto y traer el manicure fresco, de imitar a las demás, de hacer las cosas por que tocan y no porque realmente quiero o me hace sentido.

Me cansé de seguir estereotipos, modas y reglas tan antiguas como absurdas, de esperar a que me llamen o de callarme para que no me dejen, de sentirme afortunada porque alguien me eligió en vez de darme cuenta de lo suertuda que soy al sentirme plena y satisfecha conmigo misma. Me cansé de hacerle creer a alguien que ni siquiera creía en mi que yo era la mujer para él, me cansé de cambiar, de reinventarme para agradarle a alguien más.

Me cansé de videar, postear y reportar las 24 horas de mi vida; o más bien lo que quería que vieran de ella, lo bueno lo “envidiable”; de vivir por medio de una pantalla, de no tener malos días, malos ratos ni malas caras. Me cansé de preocuparme por los likes y el que dirán, de sentirme valiosa por el numero de personas que me “seguían”, me cansé del maquillaje, el photoshop y los filtros.

tumblr_static_tumblr_mm2vpwzmpc1s6ulo2o1_500.jpg

Me di por vencida con la amistades tóxicas y falsas, aquellas que sacaban lo peor de mi solo para sentir que encajaba, renuncié a las pláticas superficiales y las conversaciones de vidas ajenas, al los tiempos “ideales” marcados por una sociedad que ve hacia fuera en vez de hacia dentro.

Estoy exhausta de pretender que no pasa nada, que no me duele o no me molesta. Estoy sumamente agotada de no sentir, de no llorar, de no vivir, de ser fuerte cuando me duele, de no quejarme o no expresarme como se debe. Me cansé de los incongruentes roles de género y de las prohibiciones solo porque “debo ser una dama”.

Me cansé, me cansé de pretender quien no soy por el simple hecho de ser algo que no existe, pues lo que nos hace humanos es justamente los altibajos, los matices, las diferencias y los errores.

Me cansé de ser una muñeca, me cansé de ser perfecta.

651b9009fdec839e5713423b9ac066cd.jpg

love, A

Empecé con el amor propio

zona en blanco best picture instagram tumblr

Empecé con el amor propio, empecé reinventándome desde dentro, buscando una receta completamente personal encargada de mi sanación, aun cuando mi mente me saboteara diciéndome lo contrario, y como en una dieta poco a poco sin darme cuenta mi esfuerzo diario comenzó a rendir frutos.

Empecé con amor propio, a tratarme bien, como quiero ser tratada, a validarme y respetarme pero sobre todo a amarme. Empecé a darme tiempo, espacio, a lamerme las heridas, a decir que no, y a decir prefiero otro día.

Hablar de amor propio es difícil sin sentirte egocentrista, egoísta o ególatra pues es un trabajo de uno con uno, te tienes que concentrar en ti justamente, pensar en ti, empezar por amarte a ti y nos han enseñado que pensar primero en uno mismo es egoísta. Nadie nos dijo que para estar bien con los demás primero hay que estar bien con nosotros mismos.

woods advetures zona en blanco

Empecé con el amor propio, por preocuparme todas las mañanas por como me sentía, que comía y que hacia. Empecé por regalarme, por darme, por cuidarme. Empecé con el amor propio, por hacer planes conmigo, dejar de esperar algo a cambio y lo mas difícil, dejar de buscar. Cuando estás en amor propio dejas de querer encontrar a alguien que te ayude a sanar o a satisfacer alguna necesidad, ese poder es tuyo y de nadie más.

Empecé por el amor propio, un amor que no juzgara o que me intentara cambiar para agradar sino que da paz para permitirte alegrar y desde ahí amar más. Empecé por amor propio, a cuidar todo lo que entraba en mi sistema, continué con el ejercicio, la meditación y la practica constante de yoga; acercarme a lo que me hace bien y alejarme de lo tóxico.

Empecé por el amor propio, dejé de esperar y de buscar y ahí fue donde comencé a sanar, empecé a vivir una práctica de amor incondicional meramente personal. Ámate, ámate plenamente, ámate de verdad y ahí absolutamente nada te va a faltar.

 Cuando me dolía, cuando más incompleta y lastimada me sentía empecé con amor propio. Yo, me regeneré con amor propio.

Con amor, Andrea

zona en blanco tumblr instagram

Resulta paradójico que a veces necesitemos que nos rompan el corazón para que salga de dentro el amor mas importante: El amor propio

Me quedo con todo

feather.jpg

Me quedo con 365 días más vividos, con cada una de las 8,760 horas, con los 525,600 minutos. Agradezco cada uno de los 31, 536,000 segundos corridos este año. No rechazo absolutamente nada, cada experiencia vivida fue no solo un aprendizaje sino un regalo para seguir creciendo. Cuando entendemos que el tiempo es una herramienta de crecimiento y que los errores son una oportunidad para ser mejores, entonces la vida comienza a cobrar sentido. 

Me quedo con todo, con lo bueno, con lo no tan bueno, con lo neutro y por supuesto que me quedo con lo malo. Me quedo con la lagrimas y los duelos, me quedo con la sanacion y la superación. Me quedo con los viajes y con cada uno de sus aprendizajes.
Me quedo con las risas y los dolores de las mismas. Me quedo con aquel corazón roto que aprendió a sanar en menos de un año, me quedo con el miedo, con aquella sacudida que desprendió de mi el amor incondicional, me quedo con las fracturas, con las consultas médicas, las resonancias y fisioterapias. Me quedo con la agonía y con aquella cirugía, me quedo con mis cicatrices mentales y corporales.

Me quedo con las nuevas y viejas personas, me quedo con el recuerdo de aquellos que se fueron y con los nuevos que llegaron para quedarse. Me quedo con el perdón y con la desepción, con las amistades recuperadas, con los amores de un rato, los frustrados y los olvidados. Me quedo con mi camino, con cada paso dado y kilómetro recorrido, con sus dolores, sus metáforas, sus familias, amigos y desconocidos.

experienceyourself.jpg

No dejo nada, no me arrepiento de nada, comienzo a darme cuenta de que la vida no es quien hace más ni quen deja más, la vida es quien se queda con más y para quedarte con más no hay otra manera más que quedarse con todo. Dejar de pasar de largo los hechos y sucesos, dejar de arrepentirse, y de recolectar cosas materiales que solo quitan espacio para quedarse con lo que es verdaderamente importante.

Me quedo con el crecimiento, con lo aprendido, con lo vivido. Somos un libro que no debemos de borrar, lo que debemos de hacer es quedarnos con todo y no dejar de redactar. Este año fuiste lo mejor que pudiste ser con las circunstancias vividas y las herramientas previamente obtenidas, así como eres, eres perfecto. No te peleés contigo mismo, quedate con todo y usalo para seguir creciendo.

Negar, olvidar o suprimir algo vivido seria rechazar el aprendizaje y el crecimiento que nos trajo el mismo.

Este y todos los años me quedo con todo. ¡Feliz año!

Andrea

a7cab37f83205e44c7871c8d195b26cd.jpg.png

Tu partida

 

original.jpg

Han pasado casi 4 años desde que te fuiste, o desde que te transformaste como aquella vez te lo dije. 3 años 5 meses 23 días para ser exactos y cómo no contarlos si tú vida cambió la mía.

Recuerdo como si fuera ayer aquel mensaje, recuerdo las últimas palabras de tu papá “Él a ti te quería mucho, Él a ti en especial te quería mucho”, las llevo grabadas en el alma. Recuerdo mis lagrimas, el hueco en el estomago, ese dolor en el pecho que por primera vez me hizo ubicar dónde se encuentra mi alma. Recuerdo como si fuera ayer la mañana de ese 25 de Mayo.

Tu partida me cambió la vida, no solo dejaste huella, no solo me marcaste con tu presencia en mi vida la cual te puedo decir que me dio a manos llenas. Tu partida dejó lecciones, corazones, lazos y sin fin de amores, la luz de tu despedida desaparece cualquier sombra que se instaló aquel día.

lovely-mysterious-photography-places-Favim.com-3392379.jpg

Aprendí lo que es la vida y sobretodo lo que es vivir. Me enseñaste que sí somos instantes y que en efecto solo hay una, tu partida me enseñó que lo que no viva hoy no lo viviré mañana, que cada día me acerco más a mi ultimo día y que por más que duela somos un reloj de arena en cuenta regresiva. VIVE, vive y deja vivir pero sobre todo ama, ama sin condiciones, ama sin reproches, simplemente AMA. Ama al de enfrente, ama al de al lado, ama al que vas a ver toda tu vida y de esa misma manera ama al que te cruces solo por un día. Ama porque puedes, ama porque el amor es un superpoder y tú lo tienes.

Tras ese intento de despedida descubrí que yo no se decir adiós y con esa misma intensidad aprendí lo que es realmente el amor, ese sentimiento eterno, infinito y completamente unilateral pues ni siquiera necesito de tu presencia para seguirte amando. Te fuiste y no se apagó el botón sino que todo ese amor se expandió, hoy amo de esa misma manera a tu familia, a tus papás, tus hermanas y a tus sobrinas. Amo a tu gente, a tus conocidos que para mi eran desconocidos.

Tu partida me enseñó que no importa sin son 100 o 18 años, el tiempo es suficiente cuando está bien invertido. Tú fuiste el mejor administrador de tiempo y mi gran catedrático pues aunque te diga que me faltó, en el fondo se que sigo recibiendo.

 Tu partida no solo me cambió la vida sino que me enseñó a vivirla.

Te amo siempre, A

GBZ, XXIV-V-MMXIV

homeheader.jpg

Las entrelíneas del dolor

feel-free-grunge-hands-Favim.com-3141755.jpg

Era la 1:30 de la mañana cuando un fuerte retortijón en el abdomen me despertó. Antes de pensar realmente qué tenia ya estaba planeando la exterminación de mi dolor, tras un cocktail de distintos medicamentos que no surgían efecto solo pedía a gritos que terminara la agonía.

El ser humano es alérgico al dolor, era la idea que me venia una y otra vez a la cabeza, en medio de un fuerte espasmo el cual me tenia tirada en el frio piso del baño. El dolor es aquella señal de alarma que nos hace saber que no estamos bien, el dolor en ciertos escenarios nos salva la vida sin embargo durante mi suplicio no pude tratar de buscar una metáfora que lo relacionara con el dolor emocional. ¿Cuál es la diferencia entre este dolor físico y aquel dolor del alma? La única diferencia es que uno está avalado por una ciencia exacta que lo interviene.

Al no encontrar medicamentos ni cirugías para el alma el cuerpo de manera automática va buscando sus propios recursos. Alcohol, drogas, fiesta, antidepresivos, relaciones consecutivas sin espacio para el duelo, discusiones que hagan sacar la pena que se lleva por dentro y sin fin de distracciones e inhibidores de sensaciones.

tumblr_static_tumblr_static_876ac246likog0gc04440k8sw_640.jpg

El ser humano es alérgico al dolor, es nuestro mecanismo de defensa, un mero instinto de supervivencia, estamos diseñados para buscar cómo exterminarlo en cuanto comenzamos a sentirlo por lo que en ocasiones nos es imposible reflexionar desde ahí dentro, estamos tan concentrados escuchando la señal biológica de apagar el dolor que no nos damos cuenta el sin fin de aprendizajes que las entrelineas del dolor albergan.

En el dolor valoré a quienes realmente están; personas que no imaginaba; logré ver por mis propios ojos la manifestación más pura de la empatía recibiendo amor y apoyo de desconocidos. Noté la falsedad de las redes sociales reafirmando mis decisiones, identifiqué a mis verdaderos amigos los cuales son pocos pero para mi son suficientes. En el dolor logré sonreír, conocí gente, fui amable, agradecida, me di cuenta que el amor es unilateral y que no necesito recibir nada a cambio para darlo y manifestarlo.

En el dolor logré pensar qué quiero y sobretodo me quedé tranquila que si al cerrar los ojos no volvía había hecho lo que debía. En el dolor me di cuenta que me falta soltar más, pensar menos, tomar las riendas de mi destino y dejar la idea constante de querer ser perfecta. En el dolor también me di cuenta que estoy andando por un buen camino, que me agradezco cada paso que he dado dejando de juzgar cualquier pasado. 

El ser humano es intolerante al sufrimiento, siempre ve la manera de salir de ahí. Gracias a eso hoy estoy aquí sin embargo agradezco también haber tenido la capacidad de lograr ver las entrelineas del dolor.

ÁMATE, A

1e56fe7e08c9ed43269f077fd931aa00.gif

 

Hoy vivo mi dolor, me doy reposo y me lamo las heridas, acepto mi tristeza de la misma manera en la que festejo mis alegrías. Entiendo que hay días buenos y días malos y que los días malos tampoco son malos. Vivo mi duelo pues mi cuerpo sufrió una pérdida y necesita consuelo. Soy consciente de que mi vida volverá a dar un giro y agradezco que al tener previamente un estilo de vida sano con ejercicio diario, una dieta libre de carne, alcohol y tabaco, el cambio no será tan drástico. Sin embargo hoy tendré que ser más consciente de todo lo que le de a mi cuerpo.

Aprender a ver la armonía en la destrucción, de eso se trata la vida. Y a lo mejor ya no tengo vesícula pero tengo una nueva razón para estar en conciencia plena todo el día.

A.

 

 

Me moví con Ella

Captura de pantalla 2017-10-15 a las 10.43.30.png

Estabilidad, tranquilidad y paz eran las tres palabras que describían mi vida hace tan solo un mes. Llegué a etiquetarlo como mi mejor momento pues honestamente así me sentía. La vida es inesperada, me decían y lo sabia pero sentía que tenia todos los factores controlables bajo el brazo sin embargo una jugada la tierra me tenia.

Se movió, se movió tan fuerte que me sacudió todo por dentro, seria absurdo creer que un movimiento tan brusco no generó cambios de trasfondo.

Se movió y viví un miedo extraño el cual nunca antes había experimentado, me tardé días en descifrarlo hasta que por fin pude nombrarlo, miedo a morir. Se movió y no discriminó, las victimas fueron participes de una ruleta rusa donde solo la fortuna decidía quien se iba. “Pude haber sido yo”, la madre naturaleza no se fija en bondades ni clases sociales… Pude haber sido yo.

Yo, Él, Ella, mis papás, mis hermanos, primos, familiares o amigos. El miedo y la certeza de que el fin se asomó por la ventana nos paralizó y nos movió por completo.

Tras tan fuerte movimiento comencé a sentirme vulnerable. Con la tierra se movieron los afectos, el corazón y los instintos no entienden de rencores ni promesas. Un mensaje por medio de un intermediario para ver si esa persona a la que le prometiste olvidar estaba bien; sorpresivamente Él preguntaba lo mismo de regreso. Comencé a buscar amistades rechazadas, afectos olvidados, amores superados. Se movió y me hizo recordar, perdonar, extrañar y sobretodo amar. Se movió y deje detrás lo malo, el tiempo y los roces, mientras mi amor incondicional salía a flote.

Me arrebataron el control de las manos, no tuve otra opción más que soltar, dejar que pasara lo que tenia que pasar. Se movió tan fuerte que comencé a escuchar, escuchar las necesidades de los demás para empatizar y poder ayudar y al mismo tiempo a mi me volví a atención prestar. El movimiento irónicamente me regresó a mi centro, la meditación me abrazó en cada momento, tras meses de practica intermitente volví a mi tapete, inexplicablemente de un día a otro me volví nuevamente vegetariana y hoy puedo decir que mi cuerpo me lo pidió a mi y no yo a él como aquella vez.

Se movió la tierra y experimenté sin fin de cambios, negativos y positivos. Miedos, traumas y dolores, de igual manera logré ver una reacción humana que jamás imaginé. Tras el dolor vi unión, compasión, empatía y amor. Paralelamente la sacudida me reconectó con mi ser original, mi amor incondicional y mi humanidad.  Se movió la tierra y no volví a ser la misma.

Se movió la tierra y me moví con ella.

3052061-poster-p-1-how-solitude-can-change-your-brain-in-profound-ways.jpg

Ama, que no tenemos esta vida comprada. Da, que no te quedas con nada. Perdona, que nadie tiene la vida garantizada. Olvida, que los rencores no caben en esta vida. Vive, que no tenemos nada asegurado más que este día. Recuerda, que este camino solo tiene una ida.

A.

Tú eres el milagro

terremoto-mexico-19-septiembre-71-11.jpg

En medio del desastre y la desesperación todos coincidimos en el mismo punto, nos encontramos esperando un milagro, algo que nos aliente, que nos salve, que nos saque de esta pesadilla que minuto a minuto se convierte en realidad. Tú eres el milagro, si tú, sin saber el alcance, el tamaño o la magnitud que tenga una acción, eres el milagro.

Eres el milagro cuando en medio del tráfico tomas tu guitarra y dedicas una canción de coche a coche al ritmo de “stand by me” y sacas una sonrisa en ese par de mejillas donde lagrimas corrían. Eres el milagro cuando escribes del otro lado del mundo preocupándote por otra persona, cuando te vuelves interceptor entre dos amores olvidados o dos corazones aun no reconciliados, eres el milagro al brindar un abrazo. Eres el milagro informando, apoyando, recaudando, entregando o simplemente amando.

Eres el milagro rescatando en medio de los escombros, eres el milagro donando algo de tu closet,  yendo al súper y comprando provisiones. Eres el milagro haciendo un sándwich y entregando botellas de agua, depositando a una cuenta de banco, juntando las manos y orando o mandando luz y buenas intenciones para los más necesitados.

15058656454435.jpg

Tú eres el amor, la prosperidad y la calma, tú eres eso que alguien más está buscando. Hoy va más alla de esperar el milagro. Hoy, aquí y ahora tú eres el milagro. Tú tienes la capacidad de ser el milagro, conviértete en eso que te gustaría ver, da eso que te gustaría recibir.

México nos necesita más que nunca. Me es imposible estar gozando de salud, un techo firme, comida y una cama caliente sin abrir un llamado a compartirlo con alguien que lo requiere.  Es tiempo de dar, de no esperar cuantos vamos o cómo vamos, simplemente hazlo. Da, comparte, dona, aporta, ayuda, haz lo que puedas, genera un acto espontáneo de amor y se el milagro.

¡Tú eres el milagro!

¡Fuerza México!

A.

pepe_soho_00-660_0.jpg

Puedo hablar

 

tumblr_lqe1cog7111qastsxo1_1280.jpg

Puedo hablar de amor, de desamor, del odio, el rencor y la desesperación, del silencio, de la traición. Puedo hablar del hambre, de las injusticias, de la violencia, la esperanza o de los milagros de cada día.

Puedo hablar de ti, de mi, de ellos, de nosotros, de los que están, de lo que se fueron, de los que vendrán. Puedo hablar de lágrimas, de risas, del dolor, de la frustración, de lo imposible y de lo ajeno. Puedo hablar, me repito una y otra vez mas, PUEDO HABLAR. Tengo voz, tengo vida, tengo aire que me llena cada día, tengo ojos, tengo visón, tengo alma e intuición. Estoy despierta, estoy completa, tengo todo y me falta mucho; mucho; mucho me falta, por tener, por olvidar, por aprender, mucho por soltar, que resignar, kilómetros infinitos por caminar.

Puedo hablar del pasado, del presente, puedo hablar de un futuro inexistente. De heridas, de doctores, de ángeles, y visiones. Puedo imaginar, puedo rezar, puedo meditar; una vez más; puedo hablar. Se hablar, tengo ganas de hacerlo, tengo quien me calle, quien no me escuche, quien me odie y quien me ignore.

f3cfb11ee52795a9e9bf097b4ce07c9a--reflection-photography-in-love-photography.jpg

Puedo hablar de lo que me gusta, lo que me disgusta, lo que quiero y lo que me incomoda. Puedo pensar, vibrar y emanar, puedo inspirar, puedo opinar, soñar y alcanzar. Tengo maestros, seguidores y aprendices. Tengo karmas, lecciones, destinos y cicatrices.

Puedo hablar de mi, de otro, de otros. Puedo respirar, gritar y al mismo tiempo callar. Puedo escuchar, me puedo concentrar, puedo oler, percibir, crear. Puedo destruir, construir, ser, dejar de ser. Se me olvida amar, puedo amar, se amar. He amado, he buscado, he encontrado, perdido, soltado y olvidado.

Puedo hablar, me encanta hablar, quiero hablar. Hablo sola, hablo acompañada, le hablo al viento, al mar, a los animales, al cosmos y al universo. Puedo creer en todo y en nada. Puedo cambiar, me puedo reinventar, me puedo equivocar. Puedo aceptar, rechazar, retroceder y avanzar. Puedo caminar, buscar, buscar y encontrar, puedo fracasar, puedo caer y me puedo levantar. Me puedo tirar, derrumbar, puedo descansar y renunciar.

La vida son posibilidades más que oportunidades. No te enfoques en lo que está, lo que fue o lo que vendrá, solo piensa en que de algo puedes hablar.

 

Keep moving, keep learning, keep talking

A.

changeyourmindset3.jpg