Viajando

 

backpack trip
Viajando aprendes quién eres desde sitios de donde no eres. Viajando conoces algo más que solo lugares, viajando te conoces a ti, a tus compañeros de viaje, a desconocidos que se vuelven conocidos, al verdadero sentido de la vida. Si pones atención, viajando resaltan tus fortalezas y de la misma manera tus problemas cotidianos también hacen presencia. Viajando no te alejas; al contrario; viajando te acercas; a ti, a los demás, a la tierra y a tu propia humanidad.

Viajando no solo disfrutas de otros países y otras culturas, también comienzas a valorar al tuyo en esencia, ves cada una de sus riquezas. A su paso, viajando anhelas que no existieran fronteras, dejas tu nacionalidad en la maleta y te conviertes en un ciudadano de este planeta.  

Viajando te enamoras en días, conoces amigos en minutos, y creas una familia en semanas, dejas atrás miedos y prejuicios. Viajando conoces a otras mentes que mueven y transforman la tuya haciéndola más grande y más fuerte, abres tu mundo y tu perspectiva del mismo. Viajando cambias tus prioridades, dejas de coleccionar cosas y comienzas a recolectar momentos.

large.jpg

Viajando aprendes a darte el descanso necesario pero no abusando, a aceptar el dolor y malos ratos pero sin instalarte en ellos, pues viajando te das cuenta de que el tiempo se acaba y entiendes el verdadero significado de “lo que no hagas hoy ya no lo podrás hacer mañana”.  El tiempo es tan corto que vives el momento, no tienes prisa pero tampoco lo desperdicias.

 Viajando no te desconectas; al contrario; te conectas. Contigo, con tu ser natural y en esencia,  conectas de esa misma manera con el otro, te vuelves más paciente, más empático y más consciente. Viajar es amar, amar en esencia, amor puro e incondicional. Viajando amplias tus horizontes, tu perspectiva se extiende, te hace ver, renacer, apreciar una puesta de sol como si fuera la primera, vivir el momento en consciencia plena.

Viajando te das cuenta de que la vida se te va a acabar y no hay lecciones más grandes que las que aprendes al viajar. Así que viaja, viaja todo el tiempo y cada que puedas, viaja lejos, viaja cerca, viaja por poco o mucho tiempo ;que más da; viaja y ya. Por que aunque la gente piense que te estas escapando, mientras viajas te vas encontrando.

travel-photography-01Part-II.jpg

Vivir me enseñó a viajar y viajando aprendí a vivir.

A-

Si el tiempo hablara

 

Series-of-Unfortunate-Events-Snicket.jpg

Si el tiempo hablara diría que la vida no es tan breve como uno cree, que los años se pasan tan rápido o tan lento como uno lo desee. Que la clave del éxito no es el tiempo sino el esfuerzo.

Si el tiempo hablara nos diría que las cosas realmente importantes en la vida son las que no se ven y no se sienten sino que solo pasan.

Si el tiempo tuviera palabras para hablar del tiempo mismo, nos diría que en lo ultimo que nos debemos de preocupar es en Él, de cómo pasa y cuando pasa. Pues Él es como el aire, que está, que existe pero no necesitas contarlo, medirlo ni pensarlo para disfrutarlo. Que Él no vale por lo que nos queda sino por lo que tuvimos.

Si el tiempo hablara tendría la oportunidad de decirnos que nos disfruta más de lo que nosotros a Él, que es un placer vernos crecer, caer y aprender. Nos diría lo inútiles que son esas lagrimas pues no serán importantes en unos años, y nos haría valorar esos días tan casuales que se volverán inolvidables el día de mañana. Si tan solo el tiempo hablara diría que la vida no se cuenta por minutos, días ni horas sino por momentos.

4d79cb38bab7da4608c2736df6ff1d5f.jpg

Nos diría que la vida es un camino tan largo o tan coroto como nosotros queramos, que las piedras están puestas pero nosotros decidimos como lo cruzamos. Diría que las cosas no son tan difíciles como parecen, pues la dificultad no es mas que mera perspectiva. Si el tiempo hablara diría que Él no es la respuesta, que Él no pondrá nada en tu camino pues tú eres el único que construye su propio destino. Confesaría que está cansado de cargar con la piedra de las culpas y con la responsabilidad de nuestros fracasos. Si el tiempo hablara no daría otro consejo mas que: Hazlo suceder

Nos diría que tú puedes ser lo que quieras. Que siempre hay nuevos días y eso significan nuevas oportunidades. Que no tienes que esperarte a que pase algo, alguien y mucho menos Él para empezar a crear. Si el tiempo hablara nos diría que Él es una medida inventada por el hombre, que las decisiones, las oportunidades y los caminos son atemporales. Si el tiempo hablara negaría su propia existencia pues la vida es el estar, el vivir, el ser y el aprender. La vida no tiene tiempo, no tiene ayer y no tiene mañana, solo tiene recuerdos y futuras experiencias. Cada una está llena de aprendizajes, lecciones e ilusiones.

Si el tiempo hablara nos diría que NO todo es cuestión de Él, diría que todo es cuestión de TI.

X, Andrea.

03ded24701cec83b895f419afef28af5.jpg

La sombra del ex

IMG_4356.JPG

Pienso por qué a pesar de que ha pasado tanto tiempo sigue ahí tu sombra, que aparece cuando menos lo espero y cuando menos quiero, que es imposible dejarlo atrás pues tú te encargas de lo contrario.
Ex, es sinónimo de pasado no de propietario. Que soy un ente libre e independiente con una historia vivida y otra por contar, nada más.
Que no te amo, ni te quiero y pocas veces te recuerdo. Sé que tú haces lo mismo, lo que no sé es por qué siguen esos celos y esa postura territorial. Que yo no fui tuya ni seré de nadie, te quise compartir un poco de mi vida y ahora ya no formas parte de ella. Por lo mismo cuando te entrometes es como luchar contra un fantasma que no existe, que no habla, que solo clava el aguijón suelta el veneno y se marcha.
No sé si fue fácil o difícil pero FUE y eso para mí es lo importante. Cada quién siguió adelante; solo o acompañado; da igual pues no sé tú pero yo he crecido, he cambiado, he madurado, me he caído y me he levantado. Ya no pienso como antes y por lo mismo no te veo como antes.
Que para mí ese sí fue el último beso, el último adiós y cuando te dije que yo creía en el destino lo decía en serio y fue el destino el que nos llevó hasta donde estamos, a un lugar donde somos dos extraños nuevamente pero con una historia de por medio atrás, un pasado.
Me gustaría saberte cambiado o tal vez no, pero sé que no me gusta saberte en mi camino, que me quitas energía, me quitas historias. No me cruzo en el tuyo, no lo hagas en el mío. Si no me has saludado todo este tiempo ¿por qué lo haces cuando me ves acompañada? Que no soy un objeto ni miembro de tu historial te he dicho, que fuiste tú el que me pidió que no te saludara, fuiste tú el que me ha volteado la cara un sinfín de veces, pues ahora debes de ser TÚ el que tenga coherencia en sus actos y deje las cosas como están. Que no me enoja, pero me molesta y sobretodo me espanta. ¿Así será siempre?
Fue tu sombra la que me humilló cuando le estiré la mano para pedir ayuda, fue tu sombra la que le tiró el vaso a un amigo cuando nos cruzamos por primera vez, fue tu sombra la que marcó territorio una vez sin tener por qué y lo volvió a hacer ahora tiempo después. Es tu sombra la que me opaca, la que me desgasta con ese tipo de acciones. Que van borrando los recuerdos del pasado que están ya guardados. Es tu sombra a la que le doy una cordial bienvenida al mundo externo, al que tú perteneces y no tiene nada que ver con el mío. Pues más ayuda el que no estorba.

IMG_4357.JPG

Con cariño, tu ex sombra.