Viajando

 

backpack trip
Viajando aprendes quién eres desde sitios de donde no eres. Viajando conoces algo más que solo lugares, viajando te conoces a ti, a tus compañeros de viaje, a desconocidos que se vuelven conocidos, al verdadero sentido de la vida. Si pones atención, viajando resaltan tus fortalezas y de la misma manera tus problemas cotidianos también hacen presencia. Viajando no te alejas; al contrario; viajando te acercas; a ti, a los demás, a la tierra y a tu propia humanidad.

Viajando no solo disfrutas de otros países y otras culturas, también comienzas a valorar al tuyo en esencia, ves cada una de sus riquezas. A su paso, viajando anhelas que no existieran fronteras, dejas tu nacionalidad en la maleta y te conviertes en un ciudadano de este planeta.  

Viajando te enamoras en días, conoces amigos en minutos, y creas una familia en semanas, dejas atrás miedos y prejuicios. Viajando conoces a otras mentes que mueven y transforman la tuya haciéndola más grande y más fuerte, abres tu mundo y tu perspectiva del mismo. Viajando cambias tus prioridades, dejas de coleccionar cosas y comienzas a recolectar momentos.

large.jpg

Viajando aprendes a darte el descanso necesario pero no abusando, a aceptar el dolor y malos ratos pero sin instalarte en ellos, pues viajando te das cuenta de que el tiempo se acaba y entiendes el verdadero significado de “lo que no hagas hoy ya no lo podrás hacer mañana”.  El tiempo es tan corto que vives el momento, no tienes prisa pero tampoco lo desperdicias.

 Viajando no te desconectas; al contrario; te conectas. Contigo, con tu ser natural y en esencia,  conectas de esa misma manera con el otro, te vuelves más paciente, más empático y más consciente. Viajar es amar, amar en esencia, amor puro e incondicional. Viajando amplias tus horizontes, tu perspectiva se extiende, te hace ver, renacer, apreciar una puesta de sol como si fuera la primera, vivir el momento en consciencia plena.

Viajando te das cuenta de que la vida se te va a acabar y no hay lecciones más grandes que las que aprendes al viajar. Así que viaja, viaja todo el tiempo y cada que puedas, viaja lejos, viaja cerca, viaja por poco o mucho tiempo ;que más da; viaja y ya. Por que aunque la gente piense que te estas escapando, mientras viajas te vas encontrando.

travel-photography-01Part-II.jpg

Vivir me enseñó a viajar y viajando aprendí a vivir.

A-

Úsalo

die-bearbeiteten-motive-von-robert-jahns-14).gif

Aunque te lo rompan; que esa expresión no es mas que una metáfora pues es indestructible; aunque lo lastimen, aunque te hagan dudar de él: Úsalo.

Úsalo cuando te duela, úsalo cuando te acuerdes de él, úsalo cuando no lo sientas. Tenlo presente, hazlo presente. No lo olvides, no lo pases a segundo plano que él calienta cada una de tus células, él manda las señales de armonía a tu cuerpo. Así que úsalo.

Que no son iguales, que seguramente esto acabará mal, aun así úsalo. Que no te cae bien esa persona, que son diferentes, que en efecto: te ha lastimado, ofendido o faltado… úsalo. Cuando ya no puedas, cuando el mundo esté volteado, no te detengas, no dejes de usarlo; que cuando mas quieras dejarlo a un lado pues el enojo te ha abrumado es ahí cuando sin pensarlo solo debes de sacarlo y usarlo.

tumblr_static_tumblr_static__640.jpg

Úsalo, no dejes de usarlo, úsalo con los que amas, úsalo con quienes no conoces, úsalo con quienes te han dejado de amar. Ama lo vivo, lo que no está vivo, ama lo que se mueve y lo que se queda estático, ama lo que crees y con lo que vibras pero de igual manera ama lo que no entiendas. El corazón es un músculo, que en ocasiones se desgarra pero cuando los músculos se desgarran se hacen mas grandes. Así que no tengas miedo de usarlo, no tengas miedo de lastimarlo, de desgarrarlo. Hacerlo seria impedir el crecimiento del mismo. Pues a veces es necesario experimentar momentos de oscuridad para ver que es lo que realmente brilla en nuestras vidas. No dejes de ejercitarlo, que el dolor no te nuble la capacidad vital que tiene. Que caminar a veces duele pero no por eso dejamos de avanzar, así que de igual manera nunca dejes de usar el corazón.

Quien dice que el amor te vuelve vulnerable, propenso al dolor o al sufrimiento está mintiendo. El amor es la puerta y la llave de todas las cosas que están en este universo y no hay manera de ser amor, recibir amor y dar amor mas que usando el corazón. Qué el corazón no se sigue, pues muchas veces él quiere llegar a lugares donde no hay entrada, el corazón se usa.

No tengas miedo, el miedo es lo contrario al amor, cuando tienes miedo dejas de usar tu corazón, te paralizas. Que el corazón no está para otra cosa mas que para usarse y si no lo haces se contrae.

original.jpg

No tengas miedo de caerte, de equivocarte, de lastimar o lastimarte pues cuando uno se equivoca teniendo en marcha el corazón las heridas se vuelven aprendizajes y la vida se trata de enseñar las cicatrices con orgullo, queriendo decir: “Ellas fueron mi impulso”. El amor sana, el amor repara, el amor natural y genuino justifica, perdona. El amor vive y enseña a vivir; vivir de verdad. El amor siempre cae bien.

 “Es el riesgo que tomamos por querer tenernos cerca”, le dijo una vez Él. Por momentos algo dentro de Ella hizo que se sintiera mal de haberse enamorado, de haberse expuesto. Se sintió vulnerable, e hizo responsable de esa vulnerabilidad al corazón.

Solo fueron instantes, le tomó un respiro escuchar un susurro que venia desde su interior diciendo: “¡Úsame! que si no lo haces tú nadie mas podrá hacerlo.”

¡Úsalo!, A.

free.jpg