Viajando

 

backpack trip
Viajando aprendes quién eres desde sitios de donde no eres. Viajando conoces algo más que solo lugares, viajando te conoces a ti, a tus compañeros de viaje, a desconocidos que se vuelven conocidos, al verdadero sentido de la vida. Si pones atención, viajando resaltan tus fortalezas y de la misma manera tus problemas cotidianos también hacen presencia. Viajando no te alejas; al contrario; viajando te acercas; a ti, a los demás, a la tierra y a tu propia humanidad.

Viajando no solo disfrutas de otros países y otras culturas, también comienzas a valorar al tuyo en esencia, ves cada una de sus riquezas. A su paso, viajando anhelas que no existieran fronteras, dejas tu nacionalidad en la maleta y te conviertes en un ciudadano de este planeta.  

Viajando te enamoras en días, conoces amigos en minutos, y creas una familia en semanas, dejas atrás miedos y prejuicios. Viajando conoces a otras mentes que mueven y transforman la tuya haciéndola más grande y más fuerte, abres tu mundo y tu perspectiva del mismo. Viajando cambias tus prioridades, dejas de coleccionar cosas y comienzas a recolectar momentos.

large.jpg

Viajando aprendes a darte el descanso necesario pero no abusando, a aceptar el dolor y malos ratos pero sin instalarte en ellos, pues viajando te das cuenta de que el tiempo se acaba y entiendes el verdadero significado de “lo que no hagas hoy ya no lo podrás hacer mañana”.  El tiempo es tan corto que vives el momento, no tienes prisa pero tampoco lo desperdicias.

 Viajando no te desconectas; al contrario; te conectas. Contigo, con tu ser natural y en esencia,  conectas de esa misma manera con el otro, te vuelves más paciente, más empático y más consciente. Viajar es amar, amar en esencia, amor puro e incondicional. Viajando amplias tus horizontes, tu perspectiva se extiende, te hace ver, renacer, apreciar una puesta de sol como si fuera la primera, vivir el momento en consciencia plena.

Viajando te das cuenta de que la vida se te va a acabar y no hay lecciones más grandes que las que aprendes al viajar. Así que viaja, viaja todo el tiempo y cada que puedas, viaja lejos, viaja cerca, viaja por poco o mucho tiempo ;que más da; viaja y ya. Por que aunque la gente piense que te estas escapando, mientras viajas te vas encontrando.

travel-photography-01Part-II.jpg

Vivir me enseñó a viajar y viajando aprendí a vivir.

A-

Soy

No soy psicóloga, no soy simplemente una teoría aplicada al ser humano. Soy el sentir, el empatizar y hacer mío lo ajeno para empezar a trabajar con ello. Soy la transferencia y contratransferencia combinada con algo más que no son solo letras, autores ni teorías.

No soy yogi, pues soy mas que un parado de cabeza o un perro mirando hacia abajo. Si; soy mas que una respiración consiente y mas que un cuerpo-mente tratando de encontrarse a sí mismo. Soy mas que una clase, mas que una filosofía aprendida y un camino constante. Soy lo que pasa por dentro y fuera, soy una alineación,  un esfuerzo y cambio consciente llevado a la vida diaria, y mas.

FullSizeRender (2).jpg

No soy pianista ni pintora. Soy algo mas que un arte plasmado en un lienzo o un instrumento. Soy algo mas que una dulce melodía haciendo sintonía. No soy el que ejecuta una partitura o pone color y forma a un trozo de tela blanco. Pues quien ha tenido la oportunidad de hacerlo, sabe que cualquier arte te transforma a ti y no tu a ella.

No soy maestra, no soy un catedrático impartiendo un conocimiento elevado a alguien inferior. Soy docente y guía en un espacio donde todos compartimos nuestros conocimientos de la vida, pues si, ellos me dan mas a mi de lo que yo les podría dar a ellos. Un maestro enseña teorías, un guía predica su filosofía de vida. Yo soy tan parte de ellos como ellos de mi. Me considero el mayor dentro del sistema y lo único que me diferencia es un número que algunos llaman edad pero jamás estará correlacionado con aprendizajes ni experiencias.

Sin embargo tampoco soy un guía, no soy superior ni mucho menos alguien sumamente elevado, simplemente soy. Vivo para ser.

IMG_5981.jpg

No soy escritora, pues escritor es aquel que imagina y plasma en unas hojas una historia. Yo soy pensadora y simplemente escribo lo que pienso.

No soy hija, no soy hermana, no soy amiga, no soy pareja ni ninguna categoría. No soy un rol específico ni establecido, no soy algo esperado ni mucho menos estandarizado. Soy algo mas allá que la sangre; poner un lazo a las relaciones seria restringirlas a ser solo eso que llamamos. Pues a veces soy madre de mis amigas o hija de mis hermanos. El amor se transforma en mil y un maneras, el trato y la compañía no tiene nombre ni categoría, solo se da y se recibe.

Etiquetarme o ponerme cualquier título seria limitarme. Yo no soy lo que hago, no soy lo que escribo o lo que pienso. Simplemente SOY. Soy amor, doy amor, recibo amor. Soy aquella que piensa que “Lo que te das, te lo das y lo que no das, te lo quitas”.

Soy y me gusta ser, exploto cada rincón que tengo dentro, soy lo que decidí hacer y lo que la vida me pone hacer, lo que me hace vibrar, lo que mi naturaleza me inspira y eso que por dentro brota.

Yo soy hoy, y lo que hago hoy. Así como no soy ayer tampoco soy mañana. No soy mi pasado ni mis ideales futuros. No soy mis errores ni mis grandes cambios. Soy hoy, soy el aquí y el ahora. Simplemente… SOY.

BE

Love, A

bird-free-freedom-girl-Favim.com-2728316.jpg

Crónica de una sobriedad no anunciada

Alone-in-beach-field-lonely-hot-girl-full-hd-wallpaper.jpg

Vivimos en un mundo donde el alcohol es la droga mas normalizada por la sociedad, está tan normalizada que puedes tomar en cantidades exorbitantes todas las semanas y a nadie le espanta, es tan natural que a los niños se les da una “probadita” de cerveza desde los 10 años sin pensar en los alcances pues tampoco es angustiante que tu hijo tenga su primera borrachera a los 15. Pertenecía a un círculo tan pequeño donde creía que eso era lo normal y era lo que se hacia. El mismo círculo me impedía mirar hacia fuera y darme cuenta de todo lo que hay mas allá, sin embargo como muchos también me lo cuestionaba y lo buscaba.

Vivía en una búsqueda constante e interminable de la felicidad, antes no sabia que la felicidad plena y eterna es solo una utopía ni había experimentado el equilibrio lo que hoy para mi es la felicidad real.Pero no quiero hablar del alcohol, de lo que pienso o lo que creo. Prefiero hablarte del no alcohol, de lo que me hace sentir y como comencé a vivir.

Hace un año opté por no tomar. Dejar de tomar jamás fue una decisión definitiva, fue una opción que tomé en el momento con la mentalidad de “Voy a ver que pasa” y pasaron tantas cosas que decidí adoptarla como un estilo de vida. Y esto fue lo que pasó:

Cuando dejé de tomar empecé a reconectarme con mis emociones; si con todas; las risas se hicieron mas largas y mas intensas, no me limitaba a reír solo de jueves a viernes en compañía sino que me reía de todo y por todo. Así mismo pasó con la tristeza, pero ya no era esa tristeza combinada con angustia de sábado por la mañana, era una tristeza real, acompañada de un sano criterio. Esa que te hace pensar en ti, en los demás y que no te nubla la vista, sino que te hace avanzar. Cuando dejé de tomar se extinguió esa tristeza que siempre que algo malo ocurría me hacia pensar que ya era el final.

Cuando dejas de tomar se agudizan tus sentidos, empiezas a ver de verdad, con claridad, a disfrutar de lo simple, saborear lo cotidiano, a disfrutar de lo bueno y a verdaderamente aprender de lo malo. Ahora las cosas me saben diferente, huelen diferente, son diferentes.

girl-photography-railway-snow-waiting-Favim.com-137586.jpg

La gente se empieza a alejar; y si; tu también empiezas a discriminar. Te das cuenta quienes son tus verdaderos amigos y quienes solo eran compañeros de soledad. Cuando dejé de tomar me di cuenta de eso, que nunca estamos acompañados de verdad, somos personas solas compartiendo el mismo lugar.

En cambio me uní a mi familia, a quienes descuidé y dejé de valorar por estar en un círculo de soledad, a esas personas que de verdad están y estarán. Descubrí el verdadero peso que tienen ellos y lo importante que es cuidarlos para aprender y poder después construir mi propia familia. Conocí nuevas cosas, empecé a practicar nuevos hobbies pues cuando dejas de tomar sale tu verdadera naturaleza, eso que es natural, eso que por instinto debe de brotar. Aprendí a decir que no, a elegir verdaderamente las cosas que quiero y a pensar en mi y lo que necesito de verdad.

Me empecé a hacer cargo de mi, de mis errores, dejé de echarle la culpa a la vida a las circunstancias y a las personas, dejé de buscar donde no iba a encontrar, después de 3 años encontré a un amor de verdad, mis procesos mentales se volvieron sanos, mis decisiones mas coherentes, hasta bajé de peso (lo bueno no se cuenta pero cuenta mucho), y muchas cosas que a cualquiera le recomendaría que se diera la oportunidad de probar. Pero lo mas importante me empecé a disfrutar, a conocerme realmente, me reinventé, me descubrí, me conecté conmigo y con mi humanidad. Encontré tantos talentos sin explotar que no sabía que yo era capaz de hacer cosas de esa magnitud. Me volví artista, pintora, yogi, alpinista y deportista, exploté y le dediqué tiempo a mi faceta de pianista y escritora. Todas las cualidades que veía a lo lejos y algo imposibles, cuando dejé de tomar sin proponérmelas comencé a hacerlas. Ahora soy todo lo que nunca pensé que se podía y mucho menos que yo podía hacer. Pues ahora el tiempo lo valoro, cuando dejé de tomar dejé de perderlo y aprendí a invertirlo en cosas que me dieran algo a largo plazo. Hoy disfruto mas los viajes, conozco mejor a las personas y exploto mas las oportunidades reales que me ofrece día a día la vida.

grunge-art-tumblr-girls-favim-com-3850510

Cuando tomas no te das cuenta; porque no piensas; solo te sientes mal “de vez en cuando” y es tan repetitivo que empiezas a sentir que eso es normal y construyes tu vida desde ahí. Nunca me di cuenta de lo mal que la estaba pasado, yo estaba convencida de que era una mujer plena y feliz hasta que dejé de tomar y experimenté lo que es ser feliz de verdad.

“Dejar de tomar no fue la meta, fue el inicio del camino.”

Cuando dejé de tomar me di cuenta de todo lo que había perdido y había pasado tanto tiempo que ya había dejado de sentirlo. Dejé de estar conmigo, el alcohol te nubla el criterio, las emociones, la razón y las verdaderas pasiones.

¿Que si no se me antoja un buen vino o una cerveza? Honestamente lo que se me antoja es un helado o un chocolate, una buena tarde con un amigo que ya no está conmigo, eso si es extrañar. Y por cierto la cerveza y el vino ya vienen en su presentación sin alcohol. ¿No extrañas tomar y perder la noción del tiempo y pasarla bien? Honestamente TAMPOCO, porque esto es la vida, la vida es acordarte de lo bueno y de lo malo, tenemos la maravillosa capacidad de sentir, de pensar, de existir. ¿por qué limitarla con una sustancia externa? ¿Por qué perderme de 1 segundo y de una oportunidad de aprendizaje? Para mi eso no es diversión, diversión es pasar una tarde o una noche con los amigos, diversión es reírme a carcajadas hasta que me duela la panza, un concierto, hacer algo que nunca antes había hecho y hacer por milésima vez lo que más me gusta, diversión es ser niño otra vez y hasta donde recuerdo jamás necesité una sustancia externa para serlo.

Pues hoy estoy convencida de que la vida se vive y se disfruta al 100% y para eso tienes que estar sobrio. Yo decidí vivir mi vida sobria y plena. Si, lo malo sabe de verdad, lo triste duele de verdad, pero la felicidad ya no es de una tarde o una noche, es una felicidad de verdad.

Recuerdo haber pensado “Algo no está bien” muchas veces en los últimos años. Muchas muchas veces pensé “¿Cuando voy a arreglar este desastre?” …. ahora después de casi 6 meses todo está tan claro… No estoy diciendo que necesitas estar sobrio. Lo que trato de decir es, ¿Estar bajo los efectos de una sustancia te da la oportunidad de vivir en su mayor potencial?
No lo hagas por qué “Eres un alcoholico” (o un marihuano o drogadicto) … hazlo porque estas cansado de no saber que fregados está pasando con tu vida.

Diana Owen

Just try it, A.

analisa-joy-photography-2

El amor es como una planta y YO no soy un Cactus

20140507-194617.jpg

Trato de entender ese pequeño misterio donde los hombres quieren novia o por lo menos eso nos hacen creer pero van siempre por el camino contrario. Empieza el coqueteo, las primeras salidas, las pláticas de resumen de vida y cuando te das cuenta ya salen formalmente. Tú como persona madura sabes que eso NO significa que te vayas a quedar sin amigas o que él se vuelva el protagonista de tu vida, simplemente tienes un interés más en la vida al cual le darás parte de tu tiempo por lo que reorganizas tus horarios y administrar tu semana dándole una parte considerable a la nueva actividad (El) [Sí nosotras también sacrificamos nuestras cosas, que creían que solo nos vienen a alegrar la vida? #Posoye.] En cambio ellos hacen todo lo contrario, siguen de peda con sus amigos, marcan cuando se acuerdan, escriben cuando quieren y piensan que ahí vas a seguir tranquilamente esperando su llamada.
Si te compras un perro le das de comer, si te compras el nuevo juego de FIFA juegas con él, porque razón si te buscas una novia no la pelas? #Que AlguienMeExplique!! Todas pensaríamos que siguiendo la lógica pasada va a dedicarte algo de su tiempo por lo menos porque eres el juguete nuevo, pero NO juran que pueden seguir haciendo su vida y cuando quieran ahí vas a estar a su disposición.
Una vez el sujeto en turno se iba a hacer una actividad recreativa con sus amiguitos el fin de semana, cuando nos despedimos me dijo “Me extrañas” a lo cual yo contesté “Tú también” para mi sorpresa el cínico me respondió “No, si yo voy a estar muy entretenido y ocupado” pero para su sorpresa le dije “Yo también, que crees ¿qué voy a estar tirada a la desgracia esperando tu llegada?”
De verdad así piensan, nos tienen en un concepto donde estamos pintándonos las uñas hasta que se dignan a llamar (a veces pasa, muuuuuuuy a veces, muy) y ellos son los únicos que tienen actividades por lo cual cuando nos necesiten ahí vamos a estar disponibles.

Tener novia no significa que no puedas hacer todo lo que hacías, o que se tengan que encerrar en una torre por el resto de sus días, simplemente es administración del tiempo compadres.
Lo único que pedimos es que cuando quieran tener novia estén seguros de qué es lo que realmente quieren y están dispuestos a darnos tiempo, atención, cariño y todas las otras cosas retroalimentativas que una mujer cuando quiere novio da y está buscando, porque el amor al igual que las relaciones son como una planta, la cual debes de regar todos los días, y NO somos un cactus. Y si no están dispuestos, listos y maduros para hacerlo simplemente háganos un favor marcando su raya de soltero zone y no nos vuelvan locas.

A.A