Tú eres el milagro

terremoto-mexico-19-septiembre-71-11.jpg

En medio del desastre y la desesperación todos coincidimos en el mismo punto, nos encontramos esperando un milagro, algo que nos aliente, que nos salve, que nos saque de esta pesadilla que minuto a minuto se convierte en realidad. Tú eres el milagro, si tú, sin saber el alcance, el tamaño o la magnitud que tenga una acción, eres el milagro.

Eres el milagro cuando en medio del tráfico tomas tu guitarra y dedicas una canción de coche a coche al ritmo de “stand by me” y sacas una sonrisa en ese par de mejillas donde lagrimas corrían. Eres el milagro cuando escribes del otro lado del mundo preocupándote por otra persona, cuando te vuelves interceptor entre dos amores olvidados o dos corazones aun no reconciliados, eres el milagro al brindar un abrazo. Eres el milagro informando, apoyando, recaudando, entregando o simplemente amando.

Eres el milagro rescatando en medio de los escombros, eres el milagro donando algo de tu closet,  yendo al súper y comprando provisiones. Eres el milagro haciendo un sándwich y entregando botellas de agua, depositando a una cuenta de banco, juntando las manos y orando o mandando luz y buenas intenciones para los más necesitados.

15058656454435.jpg

Tú eres el amor, la prosperidad y la calma, tú eres eso que alguien más está buscando. Hoy va más alla de esperar el milagro. Hoy, aquí y ahora tú eres el milagro. Tú tienes la capacidad de ser el milagro, conviértete en eso que te gustaría ver, da eso que te gustaría recibir.

México nos necesita más que nunca. Me es imposible estar gozando de salud, un techo firme, comida y una cama caliente sin abrir un llamado a compartirlo con alguien que lo requiere.  Es tiempo de dar, de no esperar cuantos vamos o cómo vamos, simplemente hazlo. Da, comparte, dona, aporta, ayuda, haz lo que puedas, genera un acto espontáneo de amor y se el milagro.

¡Tú eres el milagro!

¡Fuerza México!

A.

pepe_soho_00-660_0.jpg

Haz un acto espontaneo de amor

 

e47095_1c651899261d492aad3c1ae5984368b5.jpg

¡No lo pienses, solo hazlo! Ayuda a alguien a cruzar la calle, da mas propina al mesero, súbete a tu coche y ve a ver a esa persona que no te espera sin embargo te necesita.

Planea una sorpresa, da un regalo inesperado, inscríbete a un retiro, ve una película de comedia cuando te abraza la tristeza. Manda un mensaje, haz una llamada, pide perdón, perdona, deja en algo el corazón. Dona sangre, visita a un enfermo, levántate temprano y ve a correr unos cuantos kilómetros, medita, respira conscientemente, cómete tu postre favorito, regala una pizza… HAZ UN ACTO ESPONTANEO DE AMOR

A quienes lo necesitan, a quienes crees que no lo necesitan, con quienes te nace, con quien nunca tomarías la iniciativa, con quienes te da pena, con quienes menos lo esperan. A tu familia, a tus amigos, a conocidos y desconocidos; no importa qué ni a quién; levántate y haz un acto espontaneo de amor. A quien te lo ha pedido, a quien está saturado, a quien se lo “merezca” pero sobretodo a ese a quien consideran que no merece nada, Él es quien mas necesita un acto espontaneo de amor. A ti que muchas veces no te tomas en cuenta: duerme más, haz ejercicio, perdónate, avanza y trátate bien, ámate y regálate un acto espontaneo de amor.

FullSizeRender.jpg

Haz, regala, da, suelta, saca amor incondicional dentro de ti y déjalo fluir. No esperes nada a cambio, no busques ningún agradecimiento solo haz un acto espontaneo de amor. Da algo grande, algo chico, algo que nunca darías, algo que das a diario, no importa si es fácil o te cuesta trabajo. Una sonrisa, una parte de tu sueldo, tu camisa favorita o tu presencia y tu tiempo ¡lo que sea! Tú eres el medio y eres la forma. Eres tú el creador y el emisor del amor, eres tú quien elige al receptor de ese acto. Piensa en Él, piensa en ellos, piensa en ti, piensa en todos, conéctate contigo y con la humanidad y desde ahí haz un acto espontaneo de amor.

No lo pienses, no le des vueltas, no evalúes la situación ni midas pros y contras. Es espontaneo, no es planeado, es simple, genuino y natural. Es algo que viene de ti, de lo mas profundo de tu ser; tu verdadero y autentico ser; que te hace ruido y te pide salir a gritos. No se mide, no se cuenta, solo lo das y cuando lo das automáticamente te das. Regálate y regálalo, todos los días haz un acto espontaneo de amor.

Be love, give love. A

kindness2.jpg