Yo solo quería el calendario del mundial

tumblr_nbbyyn2a3e1r1xlqjo1_500.jpg

Yo solo quería el calendario del mundial aquella tarde que me senté a tu lado mientras te dictaba mi número para que pudieras enviarlo, tuve la sensación de conocernos de una vida, esas ganas de querer tomar tu mano cuando hacia más de 5 años que no hablábamos.

Solo quería platicar, reír como siempre y descubrí que eres especialista en sacarme carcajadas, esa sentada se convirtió en la planeación de un viaje, en el olvido de un cumpleaños y la ingenua invitación por un helado frustrado. Un plan tranquilo y uno alocado, un boliche con barditas y una cena acompañada de infinidad de risas.

Una quíñela, una ida a correr seguida de un merecido desayuno viendo nuestro primer partido juntos. Un mail, otro mail, un apodo, y otro. Una invitación al cine, cocinar juntos, una primera mano, un primer beso.

830bff36faa6b962c0bc29b329030d46e41116f1.jpg

Aprender que en el pasado me habían engañado, que si puedo tener amigos, familia, personalidad y vida compartiendo todo con una pareja. Ser yo, ser aceptada, admirada, querida y respetada. No sentirme presionada ni observada, saber lo que es el amor en cuarta persona.

Una escapada, un viaje juntos, sentir que esto que tengo contigo lo quiero tener siempre. Unas clases de baile, una boda, descubrir que me gusta el Americano y el Tennis, aunque  siendo sincera todavía no se si lo que disfruto es el juego o estar contigo.

Vivir el hoy, reírnos del mañana, pensarlo juntos y dejar que nos invada la nostalgia, pensar en el futuro pero disfrutando el presente, gozar lo que tenemos, querernos por que hoy podemos.

Ser libres estando juntos, confiar el uno del otro, reírnos de los errores. Ver tu mirada a través de esos ojos que enmarcan unas largas pestañas y sentir mariposas en la panza. Pocos meses y sentir una vida, esa sensación de saber que esto no es un adiós sino un hasta luego. Entender que lo que llena no solo es la felicidad sino esa sensación de paz.

 

Yo solo quería el calendario del mundial y me llevé muchísimo más.

A.

67bad340b430e585c0e3eba3944e1580.jpg

Anuncios

Las entrelíneas del dolor

feel-free-grunge-hands-Favim.com-3141755.jpg

Era la 1:30 de la mañana cuando un fuerte retortijón en el abdomen me despertó. Antes de pensar realmente qué tenia ya estaba planeando la exterminación de mi dolor, tras un cocktail de distintos medicamentos que no surgían efecto solo pedía a gritos que terminara la agonía.

El ser humano es alérgico al dolor, era la idea que me venia una y otra vez a la cabeza, en medio de un fuerte espasmo el cual me tenia tirada en el frio piso del baño. El dolor es aquella señal de alarma que nos hace saber que no estamos bien, el dolor en ciertos escenarios nos salva la vida sin embargo durante mi suplicio no pude tratar de buscar una metáfora que lo relacionara con el dolor emocional. ¿Cuál es la diferencia entre este dolor físico y aquel dolor del alma? La única diferencia es que uno está avalado por una ciencia exacta que lo interviene.

Al no encontrar medicamentos ni cirugías para el alma el cuerpo de manera automática va buscando sus propios recursos. Alcohol, drogas, fiesta, antidepresivos, relaciones consecutivas sin espacio para el duelo, discusiones que hagan sacar la pena que se lleva por dentro y sin fin de distracciones e inhibidores de sensaciones.

tumblr_static_tumblr_static_876ac246likog0gc04440k8sw_640.jpg

El ser humano es alérgico al dolor, es nuestro mecanismo de defensa, un mero instinto de supervivencia, estamos diseñados para buscar cómo exterminarlo en cuanto comenzamos a sentirlo por lo que en ocasiones nos es imposible reflexionar desde ahí dentro, estamos tan concentrados escuchando la señal biológica de apagar el dolor que no nos damos cuenta el sin fin de aprendizajes que las entrelineas del dolor albergan.

En el dolor valoré a quienes realmente están; personas que no imaginaba; logré ver por mis propios ojos la manifestación más pura de la empatía recibiendo amor y apoyo de desconocidos. Noté la falsedad de las redes sociales reafirmando mis decisiones, identifiqué a mis verdaderos amigos los cuales son pocos pero para mi son suficientes. En el dolor logré sonreír, conocí gente, fui amable, agradecida, me di cuenta que el amor es unilateral y que no necesito recibir nada a cambio para darlo y manifestarlo.

En el dolor logré pensar qué quiero y sobretodo me quedé tranquila que si al cerrar los ojos no volvía había hecho lo que debía. En el dolor me di cuenta que me falta soltar más, pensar menos, tomar las riendas de mi destino y dejar la idea constante de querer ser perfecta. En el dolor también me di cuenta que estoy andando por un buen camino, que me agradezco cada paso que he dado dejando de juzgar cualquier pasado. 

El ser humano es intolerante al sufrimiento, siempre ve la manera de salir de ahí. Gracias a eso hoy estoy aquí sin embargo agradezco también haber tenido la capacidad de lograr ver las entrelineas del dolor.

ÁMATE, A

1e56fe7e08c9ed43269f077fd931aa00.gif

 

Hoy vivo mi dolor, me doy reposo y me lamo las heridas, acepto mi tristeza de la misma manera en la que festejo mis alegrías. Entiendo que hay días buenos y días malos y que los días malos tampoco son malos. Vivo mi duelo pues mi cuerpo sufrió una pérdida y necesita consuelo. Soy consciente de que mi vida volverá a dar un giro y agradezco que al tener previamente un estilo de vida sano con ejercicio diario, una dieta libre de carne, alcohol y tabaco, el cambio no será tan drástico. Sin embargo hoy tendré que ser más consciente de todo lo que le de a mi cuerpo.

Aprender a ver la armonía en la destrucción, de eso se trata la vida. Y a lo mejor ya no tengo vesícula pero tengo una nueva razón para estar en conciencia plena todo el día.

A.