Me quedé conmigo

iorigins_1130_430_90_s_c1.jpg

Mucho he vivido tras tu partida, ha sido un proceso más largo de lo que esperaba, pero menos doloroso de lo que me imaginaba. Te fuiste, te despediste tantas veces que a veces siento que no te haz ido del todo. Anunciaste tu partida sutilmente como un cambio de estación el cual se va yendo poco a poco.

Cada adiós era más doloroso pero cada duelo era menos aparatoso, creo que ya sabia a lo que me exponía por lo tanto ya no me sorprendía. Cada vez te entendía más y sobretodo me conocía, sabía que era lo que exactamente sucedía aunque por más que entendía era todo lo contrario lo que mi corazón pedía.

Perdí una pareja pero gané reconocimiento, no de otros sino de mi misma, me he conocido de una manera que sin tu partida no hubiera conseguido. He logrado lo que creía imposible, he descubierto capacidades escondidas, explotado mis talentos, amarme desde dentro, satisfacer mis necesidades de manera personal sin esperar a alguien más. Aprendí a vivir la vida en medio de las adversidades, a planear y no planear; que más da; lo importante es disfrutar lo que está en este lugar.

tumblr_n4180mkrxn1t2l08no1_500.jpg

Corriste por ti y yo aprendí a verme a mi, a observarme en mi tristeza y de la misma manera admirar mi gran fortaleza, la capacidad que tengo de reinventar, de recapacitar y sobretodo de soltar. No solo resignarme al cambio, sino también vivirlo y en el camino disfrutarlo. De reír entre espacios y apreciar lo cotidiano. Aprendí a vivir lo que te toque no lo que escoges.

Te fuiste y te pienso aunque cada vez es menos. Te recuerdo aunque ya no me haces falta pues al irte por mas dolor, por mas difícil que ha sido no siento ningún vació. Descubrí que en el proceso de soltar se pierden muchas cosas, de tu pasado, ideas futuras, pero al final te encuentras a ti mismo.

Te fuiste y no me quedé sola, me quedé conmigo.

A-

independent.jpg