La Felicidad

Little_girl_looking_through_window

¿Qué es la felicidad?
¿Es un sueño?, ¿un momento?, ¿un estado?, ¿una meta?, ¿un episodio?
¿Será que de verdad es una utopía o somos nosotros los que la hacemos imposible?

Ayer viví una de las experiencias más fuertes de mi corta vida. Muchos se morirán de risa, pero casi me atropellan y de verdad no fue que estaba yo a metros de distancia y “casi me atropellan”, el coche que iba a más de 50km no me vio mientras yo cruzaba un alto (que a la mitad dejo de ser alto) y a un carril de llegar a la esquina lo vi, un Mazda blanco, directo hacia mi persona. No vi el túnel, ni mi vida pasar como muchos dicen pero lo que pasó por mi cabeza fue simplemente la escena de mi cuerpo impactado en el coche y después en el suelo. Puse la mano mientras saltaba hacia la banqueta con un grito y el cofre del coche alcanzo a tocarme de lleno. Afortunadamente cuando me di cuenta ya estaba en la banqueta y viva, con personas al lado mío preguntando si estaba bien, no podía contestar, no podía hablar, no podía siquiera moverme. Cuando salió mi mamá segundos después preguntando que paso me aventé a sus brazos y no pare de llorar por mucho tiempo.
Fue después cuando empecé a pensar tantas cosas, desde entonces no he dejado de pensar, en todo y en nada, en el valor de un segundo o de medio segundo, en el valor de mi vida, hoy estas, mañana quien sabe. Cuantas veces no me he hecho daño a propósito y sin querer, cuantas veces he puesto mi vida en riesgo pensando que nunca me va a pasar y tontamente pensar que si pasa “no pasa nada”, pienso en mi papá, mi mamá, mis hermanos, mis amigos, en ese libro que se quedaría a medias, en esa canción de piano que no se terminaría de tocar, en ese mensaje sin contestar, en ese corazón sin usar, en ese perdón sin pedir y en ese te amo sin decir.
Pienso, si de verdad ya no estuviera, ¿mi vida hubiera valido la pena? ¿Qué hice?, ¿Qué no hice?, ¿Qué dejé de hacer? ¿Que pude haber hecho?, ¿Estoy estudiando lo que quiero?, ¿de verdad estoy viviendo?

Pude haber sido la protagonista de una trágica historia, pero no siendo la niña que tenía cáncer, se enamoró y le cambio la vida a todos, o la heroína que cambió el mundo o la que dio su vida por alguien. Mi historia no pudo haber tenido ningún acto admirable, solo sería la de que vivió a tope pero que nunca se enamoró de verdad, que se quedó con ganas de mucho, que por pensar tanto y reflexionar todo a veces hizo poco, sintió poco, vivió poco. La que siempre trató de ser feliz pero nunca supo que era la felicidad de verdad entonces no la pudo alcanzar.

La felicidad, no es un estado, ni un momento, es un mito que sea imposible o que solo las mejores personas la tengan. La felicidad es eso que te hace sonreír, que te hace suspirar, reír. La felicidad eres tú, es tu familia, tu novio(a), tu mascota, tu postre favorito, dormir más de 8 horas, desvelarte sabiendo que no te tienes que despertarte temprano al día siguiente, una fiesta, ese mensaje inesperado, un beso, una buena película, la sonrisa de un niño, un gracias, un te amo, un te extraño. TODO es felicidad y la felicidad lo es todo. Solo que vivimos tan deprisa que no la notamos y siempre la estamos buscando. Cuando está ahí, siempre va a estar ahí; ella no es celosa ni egoísta, tampoco discrimina; siempre está esperándote para cuando quieras compartir algo con ella.

Pensar todo el tiempo en cómo te sientes hace que te alejes de ella. Entre más reflexiones acerca de tu estado de ánimo más vas a encontrar algo que no te hace sentir bien pues siempre hay altas y bajas pero muchas veces si no piensas en ellas no las notas.

Deja de preocuparte por todo, generalmente empeora más la situación y más si no tiene solución. Preocúpate única y exclusivamente cuando sea el primer paso para llegar a la solución. #OcupateNoPreocupate

Reduce la intensidad de tus pláticas con tu YO interno sobre todo lo que está pasando en tu vida, las cosas no siempre marcharán del todo bien pero let it flow and let it be. Disfrutaras más y te preocuparas menos.

No le hagas caso a tu crítico interior, somos nuestros peores jueces y los que tenemos el mayor poder para hacernos sentir menos.

Deja de sentirte culpable, si te hizo sonreír valió la pena, sino simplemente no lo vuelvas a hacer, perdónate y fin de la situación. La culpa nunca te va a hacer sentir mejor, al contrario.

Olvídate del que dirán, si no te estas preocupando por tu propio juicio, menos por el de otras personas. #ConocenTuVidaNoTuHistoria

Deja de llevar la cuenta de todo. A veces se nos olvida que somos humanos y analizamos y contamos todo sin darnos cuenta que nos aflige más de lo que ayuda, pues la perfección nunca será sinónimo de felicidad.

No te la vivas pensando en si tu vida y tu carrera no van como tú lo habías planeado. Deja de planear tu vida y empieza a vivirla. Ponte límites y simplemente no te salgas de ellos pero deslízate por todo el espacio que hay entre ellos sin problemas.

Aléjate de lo que te haga llorar y acércate más a lo que te haga sonreír

“Vivir es disfrutar, NO respirar” a.a.a

Xx, Andy

john lennon happines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s