Bienvenido 2015

Adolfo Kahan photography

Cuando estás de viaje y pasas de una ciudad a otra o de un país a otro puede ser que compares cosas o experiencias pero jamás te quejas del lugar anterior, al contrario tratamos de ver lo mejor de cada lugar y evitar lo que no nos gustó. Hoy veo la vida como un viaje y los años que pasan son los lugares que vamos visitando.

Al final de este año me di cuenta de un gran problema en el que la mayoría coincidimos, siempre vemos al año que pasó como algo malo.
Un nuevo año es el pretexto perfecto para un nuevo comienzo, sin embargo eso no quiere decir que lo que quedó atrás sea un error. Al contrario, sin el 2014, 2013 y todos los años que están detrás no seriamos quienes somos ahorita.
Porqué siempre decir “este año es el bueno” “lo pasado pisado” o “2015 ahora si ahí te voy”. ¿Realmente los años anteriores fueron tan malos? Cuál es el afán de solo ver lo desagradable del pasado y no reflexionar tanto en lo positivo como lo negativo y darnos cuenta que sin ello no estaríamos aquí.

Personalmente mi 2014 fue uno de los años más difíciles de mi vida. Perdí a un amigo, me caí infinidad de veces, me alejé de seres queridos y solté lágrimas por situaciones que creí que a mí nunca me iban a pasar, pero no consideré que fuera un año malo, al contrario creo que fue un año de mucho crecimiento y aprendizaje por más duro que haya sido y agradezco infinitamente a pesar de todas las adversidades porque así es la vida y detrás de los golpes y las caídas están las mejores lecciones y las más grandes transiciones de vida.
El problema es que vemos la oportunidad de un nuevo comienzo como una idea de poder crear la vida perfecta cuando eso no puede pasar. Porque no somos perfectos, la vida no es un cuento de hadas sino un libro de reflexiones y superación personal.

Nos tengo una noticia, este año no va a ser perfecto, te vas a caer, vas a llorar, puede que te toque perder a un ser querido, vas a sufrir, a tener mal de amores, a entrar en conflicto y estrés, te vas a pelear con personas importantes de tu vida, te van a decepcionar, vas a hacer cosas de las que probablemente te arrepientas al día siguiente, vas a lastimar a alguien. Pero también vas a reír, a vivir experiencias increíbles, vas a aprender, a crecer, a conocer nuevas personas, nuevos amigos, nuevos amores. Conocerás lugares que te cambiarán tu forma de pensar y de ver la vida, probarás cosas que puede que no te gusten pero otras puede que te encanten, te conocerás a ti, escalarás un peldaño más en la pirámide de la vida, amarás locamente, verás grandes películas y leerás libros increíbles.
Así fue el año pasado y así será este, la diferencia no es lo bueno o lo malo que lo rodea la diferencia eres TU, ¿Quién eres? ¿Qué quieres? ¿Eres mejor de lo que eras ayer? ¿Estás haciendo lo posible para conquistar tus metas y realizar tus sueños? ¿Eres feliz? ¿Por qué no lo eres?

Los años no son buenos o malos, simplemente es tiempo que nos acompaña durante nuestra vida para poder contar y clasificar las experiencias vividas. El tiempo es relativo, año nuevo pudo haber sido ayer o puede ser mañana “the beginning is always today” no busquemos un año diferente, logremos que este año nosotros seamos diferentes.

IMG_4997.JPG

Love, A.

La vida no tiene instrucciones

IMG_4982.PNG

¿Qué es vivir?, ¿qué es morir?, ¿qué es la vida?, ¿qué es vivirla?

La vida no viene con un manual de que hacer y cómo hacerlo, mucho menos que pasa si no haces lo “correcto” o que a veces lo incorrecto es correcto. La vida no se entiende, se vive; y se tiene que vivir a tope porque nada es seguro pues lo único seguro es la muerte, sin embargo es a lo que más le tememos.

Nadie nos dice lo rápido que pasa, que así como pasaron 20 años se pueden pasar 20 más, o 40 o 50 o simplemente que puede que ya no pasen.
Nadie nos dice que en la vida no valen los años cumplidos sino los años vividos y lo que no aprovechaste para hacer hoy no lo podrás hacer de la misma forma mañana pues no nos cuentan que el tiempo es lo más valioso que existe pues nunca se vuelve a repetir y que nunca vas a poder hacer lo mismo dos veces de la misma forma pues la vida es un río y el agua que pasa ahora no va a regresar jamás ni podrás volver a inhalar el aire ya exhalado.

Nos hablan de felicidad pero jamás entendemos nada acerca de ella, y ¿saben porque? Porque nos enseñaron que la felicidad es la meta, cuando realmente es el camino, camino que se adopta como forma de vida y que se decide construir diariamente.
Nos dicen que estamos vivos, pero jamás nos dicen cuando estaremos muertos, cuando puede ser el último abrazo o la última navidad y siempre dejamos el tiempo y la vida pasar creyendo que habrá otra oportunidad, otro día, otro momento sin pensar que cada momento es único e irrepetible.

La vida no viene con instructivo ni letras pequeñas, no viene con advertencias ni con un control de pausa y mucho menos con rewind, nunca sabemos si ese momento que estamos ignorando en un futuro queramos regresar el tiempo para volver a vivirlo y no podamos. Lo único que sabemos es lo que hemos aprendido, que la vida misma nos va enseñando. Que él hubiera no existe, que el pasado esta pisado y tiempo transcurrido ya es tiempo perdido, que todos tenemos los minutos contados pero que nadie sabe cuántos le quedan a cada uno. Que Él hoy no está pero puede que mañana Tú tampoco y que así como lo material, los perdones, los abrazos y las palabras reprimidas no se las lleva nadie y se quedarán guardadas con las ganas de un día ser escuchadas. Aprendemos que arrepentirse es una pérdida de tiempo y que si sonreíste valió la pena, y nos enseña que nunca te des por vencido en algo que piensas todo el día y que nunca te debes de quedar con las ganas de nada, que el rencor es el veneno que te tomas esperando que le haga daño al otro, que de los errores se aprenden y sobre todo que la vida es tan buena maestra que si no aprendes la lección, te la repite.

Es triste que la vida no venga con instructivo de cómo vivirla pero es más triste no querer vivirla y no aprovechar el hecho de poder vivirla.

La vida muchas veces no es fácil, pero si se disfruta siempre valdrá la pena.

IMG_4976.JPG

Vivir es disfrutar, no respirar.
A.