Sindrome del corazón bipolar

20141001-174442.jpg

Hay un momento en el que te das cuenta del constante choque entre tus emociones y tus pensamientos. Por un lado se te antoja encontrar a esa persona con la que vas a revivir sentimientos que ya tienes hasta olvidados y del otro lado tu cabeza no acepta a cualquiera que te tira la onda con ganas de ser justamente esa persona.
Al contrario de lo que creemos no estamos locas. Nuestra mente y corazón están más comunicados de lo que creemos. En efecto, no venimos a este mundo a estar solas, pero tampoco a andar con cualquiera. Y ese “cualquiera” está avalado por una serie de características y medido por infinidad de filtros. ¿Mal? No sé, ¿Bien? Algún día tendremos respuesta a esa pregunta, la cual estará basada en resultados. ¿Por qué? Creo que las que padecemos del síndrome de corazón bipolar ni siquiera sabemos cómo sucedió ni cuándo terminará, pero lo importante es sentirnos cómodas con nuestras acciones y vida diaria. Y lo más importante ser felices con eso.
Para eso debemos de entender que una mujer no es ninguna media naranja, es un ser completo que no necesita a nadie para sentirse plena y feliz, es por eso que toma la decisión de permanecer soltera. Lo cual no la hace freak ni imposible. Simplemente la hace ella.
Hay mujeres que admiro y en ocasiones envidio que se les es muy fácil enamorarse y cuando cortan ya tienen un nuevo amor, igual o hasta más intenso. Mientras habemos otras que la transición emocional de un amor a otro puede durar años.
Cuando dejamos de buscar a una pareja por necesidad y la empezamos a anhelar, dejando que ella sola llegue por un crecimiento personal, las cosas empiezan a cambiar porque a cambio de las necesidades que cuando se satisfacen se extingue la pulsión, el anhelo de un crecimiento y nuevas experiencias siempre va a seguir ahí, buscando maneras de siempre vivir, cayéndote, levantándote, aprendiendo y enseñando lo cual con mi poca por no decir casi nula experiencia en el amor es la esencia de una relación de pareja.
Sé que es horrible y extraño dejar de sentir, pero pasa y luego llegará alguien que te va a hacer sentir de nuevo, y mucho más intenso.
Lo importante es crecer, trascender, subir un peldaño de esa gran escalera que es la vida. A veces solos, a veces acompañados, y otras veces en pareja. Hay que vivir para ser felices y estar felices porque estamos vivos.
Todo llega a su tiempo y a su debido momento. Que el día que decidas estar con alguien sea por gusto, no por necesidad.

Cuando aprendes a estar solo, ya no buscas a alguien por cariño o compañía, sino por amor y eso es lo más difícil de encontrar.

A.

20141001-174327.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s