Yo conozco este lugar

22107732900_8fef23e1b9_b.jpg

Hace tanto que no venia por aquí que vagamente lo reconozco. Estuve instalada en la habitación de al lado por casi 3 años. Me paseaba por los pasillos constantemente y no se si era mi miedo o un poco de mala suerte pero siempre terminaba en el sitio equivocado.

Yo conozco este lugar, entro por la puerta y su olor me hace recordar, percibo una corriente eléctrica por todas mis venas y en mi panza se ha convertido en una colmena.

Con solo caminar siento esa presión en el pecho que me hace constantemente suspirar. Las paredes están llenas de sonrisas y a lo lejos escucho el eco de mi risa. Al fondo hay un espejo y al mirarlo noto algo diferente, soy yo pero algo brilla, saco chispa, mis ojos son iguales sin embargo mi mirada no es la misma y es que ya se me había olvidado que estar aquí es como tener un traje a la medida.

estrellas.jpg

Cómo pude confundir las otras puertas con este lugar, si aquí la sensación en única, no hay manera de comparar y mucho menos igualar. Aquí hay paz, hay ilusión y hay confianza. También se cuela el miedo y los demonios quieren entrar por la ventana sin embargo el ambiente te hace luchar y echarle todas las ganas.

Yo conozco este lugar y tengo la sensación de que no me quiero ir de aquí jamás. Sin embargo su ausencia me ha dado el más grande aprendizaje, salir de él me hizo trabajar en mi historia personal, hazañas del pasado sanar y vivir tantas cosas que son imposibles de contar.

La experiencia me ha enseñado que para estar aquí hay que trabajar, que cuando entras está limpio, es mágico y perfecto pero que si lo descuidas se empolva, se oxida y se deforma. Espero saberlo cuidar y si me toca volver a salir de aquí saber regresar.

Yo conozco este lugar, me he vuelto a enamorar.

A.

romancing-the-stone-1984-001-michael-douglas-kathleen-turner-jungle-vines.jpg

Anuncios

Carta al amor

blonde-book-coffee-cozy-Favim.com-3343355.jpg

 

Querido amor:

Se que puedes estar sorprendido o seguramente a ti no hay nada que te sorprenda pues estás acostumbrado a todo tipo de halagos y de reclamos. Te escribo por que hoy te siento más que nunca; no precisamente porque sienta tu presencia; sentirte en gran parte implica sentir tu ausencia. Y al mismo tiempo entender las diversas manifestaciones de tu existencia. Pero hoy no vengo a reclamarte, culparte ni reprocharte nada, al contrario; vengo a disculparme pues si alguien ha fallado en esta codependiente relación he sido yo.

Te conozco desde que no tengo memoria, no se si tú naciste en mi o yo nací en ti, pero desde el principio de mi existencia ahí estabas, antes de tener siquiera un nombre yo ya representaba el reflejo de tu esencia por mi simple presencia.

¿Sabes? No se en que momento en mi mente te transformaste y dejé de verte en las artes, las oportunidades y todas las cotidianidades para solo verte en el las ilusiones del romance y mis caprichos carentes de bases. Hoy se que tú eres mas que eso, pues lo eres todo. Eres cuando estás, cuando no estás, eres todo y eres algo especifico.

Por lo mismo me he dado cuenta que he sido yo quien te ha traicionado, te he sido infiel con el miedo, con las ilusiones mal canalizadas y las falsas esperanzas. Te he negado y me he negado a tu presencia, he cerrado los ojos ignorando tu mas pura belleza. Que al final del camino yo he sido la que te ha defraudado y en diversas ocasiones olvidado, pues muchas veces haz sido lo mas lindo que no dejé que me pasara.

Tú no te vas, tú estás siempre y soy yo quien decide dejar de verte. Yo soy tu cuerpo si decido serlo, soy tu voz si decido hablarlo y soy tu acción si quiero manifestarlo. Tú estas en mi y en todos, no porque llegues sino porque te aceptamos, nuestra relación contigo es más aceptación que invasión. Eres un acto espontaneo, una diaria elección.

Quiero reconocerte, jamás perderte, esta carta es para reafirmar la idea de que tú no estas exclusivamente donde yo te busco, sino en cada uno de los rincones de este terreno tan humano llamado mundo. Se que estás donde menos te veo y al mismo tiempo se que no te escondes donde te busco, simplemente te transformas en dimensiones que mi limitada y razonable cabeza a veces no puede o no quiere ver.

Sin mas, me despido; o no; solo quería hablar contigo. Darte las gracias y conservarte para siempre conmigo.

For love with love

A.

o-WRITING-A-LETTER-facebook.jpg

PS: I love you…

Lo que aprendí de mi última relación

58b18122f88b920cd581fc74d9df9417.jpg

Nos han dicho que las relaciones son mitad y mitad, pero ¿Qué es el todo? ¿Qué es la mitad? ¿Cómo sabes cual es un 100 y cuando no? Aprendí que ponerle números a lo abstracto es absurdo, sin embargo si pudiéramos cuantificar el amor, entendí que las relaciones no son 50/50, las relaciones es estar dispuesto a dar todo sin importar lo que pueda dar el otro lado. A eso llamamos amor incondicional, el amor incondicional es unilateral, es de un solo lado sin importar ni pensar que vaya a regresar.

Aprendí que las relaciones no es aguantar es simplemente dar y soltar, no engancharte ni luchar. Es amar de aquí para allá, dejar fluir y soltar lo mas puro de tu amor incondicional. Sin embargo también aprendí a renunciar a lo perfecto, que aunque te sepas de memoria estas letras somos humanos y cometemos errores; los cuales ahora llamo lecciones de vida. Aprendí a renunciar a la idea de que me “merezco” una pareja perfecta o que “debo” ser siempre la mejor versión de mi, pues aprendí que un gran equipo lo conforma el balance y que mientras exista propósito y compromiso no necesita ser perfecto para que sea grande, funcional y verdadero.

couple-love-tumblr-window-Favim.com-2617837.jpg

Entendí que la vida es identificar tus emociones, reconocerlas y desde ahí trabajar en tu inteligencia emocional logrando satisfacer tus necesidades. Aprendí que si entiendes las necesidades del otro dejas de crear juicios o hacerte historias egocentristas donde uno cree que todo lo hacen para dañarnos. Aprendí a no quedarme nada guardado, a dar libertad y darme mis propios espacios. Aprendí a respetar, a valorar y perdonar. A ver a las personas desde lo mas profundo de su ser y no desde los errores o las historias, dejando a un lado el pasado y vivir el aquí y el ahora. Aprendí a dejar atrás las etiquetas y los tabúes sociales, a dar y darme lo que puedo.

Aprendí a amar, amar de verdad, ese amor del que hablo, ese amor que ya no te importa si está contigo o con alguien más ya que lo que importa es su felicidad y crecimiento personal, pues entendí lo que es el amor de verdad. Aprendí que el amor es lo más fuerte, más fuerte que la distancia e inclusive más fuerte que nosotros mismos. Aprendí que uno no decide a quien ama pero si elige cómo ama, aprendí que el amor no necesita ser presencial.

Aprendí a ser valiente, a conocer y darme la oportunidad de volver a conocerme, aprendí a reconocer el miedo; a no juzgarlo ni enfrentarlo; simplemente verlo, identificarlo y nombrarlo, dejando que mi mente y mi espíritu lo autorregulen; pues si; en esta relación aprendí a meditar.

7a9474beef3a65191060bc11110d8c7a.jpg

Aprendí a conocer y amar mi cuerpo, a cuidarlo y respetarlo. Aprendí a levantarme temprano y al igual darme tiempos merecidos de descanso. Aprendí a verme, en mi y en los demás, aprendí a soltar, a dejar situaciones que yo no pueda manejar. Aprendí a llorar, a vivir duelos y poderlo expresar. Aprendí a despedirme, a extrañar, extrañar de verdad.

Podría hacer una lista infinita de las cosas que aprendí de esa relación; gran relación dirían muchos; y en efecto, si lo fue. Pero no hubiera aprendido tanto si al final no nos hubiéramos separado. Pues la mitad de las cosas las aprendí con Él y la otra mitad las aprendí porque se fue.

“Todo pasa por algo” me dijo alguna vez. Hoy se que esto no es “algo”, esto es TODO.

If it was´t love it was a lot like it.

A.

tumblr_static_ajb161d0oogswosccgck8g4cc.jpg