La cruda verdad de la soltería

sigle ladies

Ni todo es miel sobre hojuelas ni es un infierno, para los que ya lo vivimos y lo volveremos a vivir o las que nunca han pasado por estos momentos. Aquí está la verdad de la soltería.
Una vez que pasamos por el doloroso proceso after him las cosas no terminan viene oooootro proceso, easy, este afortunadamente no es tan bipolar, bueno la verdad si, también es muuuy bipolar pero es más divertido #TrustMe (Hope So).

Finally Living: Después de sufrirle un rato te das cuenta de todas esas cosas que descuidaste por tener novio, desde tus amigas hasta pintarte las uñas. Disfrutas al máximo poder quedarte los fines en tu cama y no tener que arreglarte para ir a comer, te das el lujo de engordar y no rasurarte en una semana o de salir en fachas porque sabes que la probabilidad de verlo después ya no existe.

Goddess of the club: Es cuando sacas todas las técnicas ligadoras del cajón y empiezas a ponerlas en práctica, descubriendo lo poderosa y deseable que eres. Te das cuenta de lo mucho que extrañabas a tus amigas y lo bonito que se sienten lo piropos y los levantones de ego. Por lo que no tienes ni el más mínimo interés en volver a una relación ahorita.

Tasting: Durante este tiempo pones a prueba tus límites y alcances así como quieres conocer diferentes cosas. La palabra “Free” llega a pasar por tu mente y el hecho de tener 5 conversaciones abiertas con individuos del sexo masculino al mismo tiempo y salir con varios (informalmente o también formalmente #CadaQuienSusCubas) te parece divertido y una buena idea. Es aquí donde también sacas el Fem Power y apoyas más que nunca a la igualdad de género defendiendo la idea de que las mujeres pueden hacer con su vida y su cuerpo lo que quieran sin ser juzgadas igual que los hombres.

Love hater: Crees en la teoría de que el amor no existe, todos los hombres son iguales y si hay alguno diferente es gay o cura. Odias ver a gente enamorada y el 14 de febrero es como el #13 en los elevadores gringos (no existe). Te dan repele todas las parejas y si son cursis más. Catalogas al amor como una verdadera pérdida de tiempo.

Hunting: Después de las etapas anteriores como que medio se te empieza a medio antojar un novio, y entre que sí y que no, decides ir en la búsqueda, pero como no piensas sacrificar tu felicidad por algo que ni siquiera estas segura, decides que la mejor idea es buscarlo en el antro. Gran error, pues nunca te detienes a pensar que el 95% de los hombres en un antro va a tomar con sus amigos o a buscar un one night stand no una novia (el otro 5% tiene, novia, es gay o trabaja ahí).

Fail note: Cada que te presentaban a un hombre los primeros 5 minutos sacabas tu boyfriend material list donde hacías check a las cualidades del candidato para que posteriormente hicieras una valoración, para que finalmente no diera el ancho del personaje ofrecido. Peeeeero escasamente llega uno que otro susodicho los cuales no tenían mucho check en su valoración pero decidiste darles una oportunidad y después de un par de mágicos meses zuuumbale “Tengo mucho trabajo, no tengo tiempo para ti” “Me encantas pero mi carrera es mi prioridad” “Eres bellísima en todos los sentido pero prefiero mi desmadre” #PeroSiPasasteElExamen #SabesLoQueEsEso #TodaviaQueTeHagoElFavor #FckYouAll

Mrs lonely: Después de tantas noches de cacería sin éxito te empiezas a frustrar, has pasado tu teléfono al mayoreo (empiezas a contemplar a la sección amarilla una opción) lo máximo que has conseguido es una ida al cine y pasas más tiempo tratándote de quitar de encima al cuate que insiste en darte un beso, que viendo la película. Ya aplicaste todas las estrategias conocidas (la cabrona, la divertida, la mocha, la culta, la hippie, la fresh, etc) y sigues sin obtener los resultados deseados y aunque estés en los 20’s y en el clímax de tu juventud ya te pusiste la etiqueta de quedada, juras que el amor no es para ti y empiezas a hacer la lista de los nombres para tus gatos.

Resignation: Entras a una etapa zen donde estas convencida de que lo que es para ti aunque te quites y lo que no aunque te pongas, que no salgas a buscarlo pues el solo llegara en el momento indicado. Empiezas a conocerte a ti misma pues sabes que es la mejor manera de poder conocerlo a Él después y saber realmente lo que quieres. Te disfrutas de una manera impresionante, empiezas a poner tu carrera y tu futuro en primer lugar y haces planes para viajar, descubrir y conocerte más cada día, sabiendo quien eres y lo que te mereces, perdiendo todo miedo a estar sola siendo feliz con lo que tienes sin la necesidad de buscar nada más.

Murphy’s Law: Ya que estas relajada, feliz y sin ganas de querer una relación porque nadie te convence realmente, prefieres esperar al bueno que andar de conformista además de que ya no está dentro de tus planes a futuro tener novio, #Poooom los hombres y las propuestas empiezan a abundar, mágicamente tienes un pegue bárbaro, los del antro no solo te tiran la onda sino que te piden tu teléfono y te marcan diario, el cuate por el que morías el año pasado y te dijo “Ahorita no tengo tiempo para ti” ahora resulta que ya tiene tiempo y no quiere con nadie más que contigo, o tu crush de la adolescencia ya despertó y resulta que le gustas y cuando te das cuenta ya tienes una lista de hombres que sabes que quieren serio contigo pero lamentablemente para ellos tú ya no estas disponible, y no porque tengas novio, sino porque no quieres uno.

Love, Andy

La verdadera historia de la mujer

Marilyn-Monroe

Cuenta la leyenda que en la prehistoria las mujeres por ser las dadoras de vida éramos admirada y adoradas por todos los seres de la tierra, eran ellos lo que hacían todo para que la mujer le hiciera caso. Luego la ciencia avanzo y los lucky bastards se enteraron que ellos también aportaban una cositititita para el proceso de la reproducción, fue ahí cuando empezó la decadencia femenina y no se en que momento empezaron a vender la historia de que nosotras los necesitamos y ese no fue el gran problema pues cada quien vende y ofrece lo que quiera, el problema fue que nosotras bien monas les compramos su historia de “Sin nosotros no son nada”. Pasaron los años y se estandarizo como un patrón social establecido donde la mujer no solo dependía del hombre sino que la convirtieron en un objeto el cual no tenía ni voz ni voto y el trabajo que hacia no era visto y mucho menos admirado ( ser ama de casa, mamá, psicóloga, cocinera, administradora, contadora, chofer, enfermera, nana, esposa, dama en la casa y puta en la cama [porque quieren todos los compadres] creo que es el trabajo más completo, difícil y peor pagado del planeta.) Luego llego el movimiento feminista #FemPower pero a pesar de que ya hay más igualdad de género más oportunidades para las mujeres y somos admiradas, reconocidas y tomadas en cuenta, venimos arrastrando desde las cavernas ese pequeñito detalle donde creemos que necesitamos a los hombres. Creemos que la felicidad femenina es proporcional a la suerte que se tenga con los individuos del sexo masculino y no es nuestra culpa pensar así pues es lo que hemos visto toda la vida. Primero Disney y sus princesas que esperan a que el príncipe las rescate o que con un beso de “amor verdadero” la princesa despierte de un sueño eterno #NombreGracias #Tipazo #EsoSiEsGenerocidadYNoJaladas. Crecemos y abrimos una revista y vemos títulos como: “Le gustas?”, “tips para conquistarlo” “ritual lunar para que se enamore de ti” “dale el mejor sexo para que se quede contigo” “Ellos dicen que quieren en ti” #BitchPlis!! En qué momento las féminas dejamos de vivir para nosotras y la meta se convirtió EL?, porque nadie te dice que existen las solteras felices, que hay prioridades y mejores cosas que solo buscar un hombre, que no necesitas un novio para ser feliz, que hay metas más productivas e interesantes que querer un marido y 5 hijos, que no necesitamos un príncipe que nos rescate, que SOMOS alguien sin ayuda de ellos.

Al único hombre que necesitamos para vivir fue nuestro papá y a sus 23 cromosomas, fuera de eso todas somos capaces de respirar y vivir sin un hombre. No solo lo digo yo lo dice la Constitución (valido en cualquier país donde estés leyendo esto). Aquí no va por el famoso “eres lo que proyectas, como te ves te verán” es más un: ERES LO QUE ERES, eres mujer y eso te da +1 no -10.
El problema es que tenemos miedo a estar solas y ese miedo crea un falso sentimiento de necesidad porque nadie nos contó que la soledad es estar con nosotros mismos, conocernos, escucharnos, amarnos y estar solo es haberte abandonado.

Pero cuando de verdad te conoces la soledad empieza a ser un privilegio y no un sacrifico, disfrutemos nuestros momentos y cuando sea el momento llegará y el saber que no somos la mitad de una naranja sino una entera, no nos completaremos pues ya estamos enteros, nos complementaremos y es ahí cuando uno le aporta algo nuevo al otro creciendo juntos y creando una pareja (dos enteros, no dos mitades).

Xx, A.A