Ya pasó

beautiful-boho-desert-girl-Favim.com-3922049.jpg

Pueden pasar un año, dos, una semana o un día. Pero de pronto sin saber que hay diferente te das cuenta de que algo cambió. Es tan grande que lo notas al abrir los ojos, antes de darle el primer sorbo al café de las mañanas. Es tan impresionante que ni tu puedes creer que sea cierto pero lo es, sientes eso que no habías sentido hace ya un tiempo, que ni recuerdas el último momento que te sentías así. Y confirmas que en efecto, ya pasó.

No es olvido, pues olvidarlo o arrepentirse seria tonto ya que junto con el olvido se irían millones de reflexiones. No es superación pues no hay nada que superar, ni hay que ir mas allá simplemente es soltar.

Que en efecto lo amabas, te creaste tantas historias en la cabeza que sobrepasaban todo aquello que imaginabas. Que a veces idealizamos y profundizamos más de lo debido, que es muy divertido y entretenido pero no es real, es mas tu historia mental que quien es Él en verdad. Que ya no es, ¿Qué hubo?, ¿Qué hay? o ¿Qué habrá?, eso ya da igual, simplemente Él en tu mente ya no está.

walking.jpg

Son de esas cosas que no las ves pero las sientes, así como lo sentiste a Él en un momento y te sacó una sonrisa, pues ahora el no sentirlo vuelve a sacarla nuevamente. No es su recuerdo, es la satisfacción de que ese capitulo ya se cerro y ese libro ya se leyó pero sobre todo saber que en el camino sí se aprendió. Que no es estar bien o mal, ni distintas formas de amar, es crecer y conocer. Que recuerdas y sonríes pues lo que considerabas imposible y en su momento lo etiquetaste de increíble fue un aprendizaje sublime.

No hay plazo que no se cumpla, herida que no sane ni ciclo que no se cierre. Todo pasa, la vida es alfa y omega, eros y tanatos y como en todo, esto ya pasó, ya pasaste, ya no te siento aunque no miento que a veces si te pienso y te recuerdo pero ya no como antes y lo mejor de todo es que me gusta, que no es orgullo ni felicidad, es armonía y paz. Que superar no es olvidar es tomar las lecciones que nos deja el recuerdo y avanzar.

Soltar y seguir

A.

Captura de pantalla 2017-11-19 a las 10.13.42.png

Has dejado de dolerme

Por fin haz dejado de dolerme, y eso en el fondo me entristece porque al final era lo único que recordaba, lo que tú y yo un día fuimos.

Diego Bergasa

Estoy bien y estoy sin ti

 

tumblr_ky8yzpPgJv1qzcp6io1_1280.jpg

Estoy bien y estoy sin ti, jamás me imaginé escribir estas palabras. Venia resonándolas desde hace ya bastante tiempo sin embargo no me atrevía a escribirlas por mas que verbalmente ya las afirmaba pues confieso que tenia miedo de que no fueran ciertas y fuera solo mi mente fuerte quien me ilusionara. Pasé meses difíciles, hice el viaje de mi vida el cual me empoderó en todos los aspectos y a pesar de eso me esperé, me esperé pues creía que no era cierto lo que ahora mi corazón sentía. ¿A caso es capaz de sentir solo agradecimiento y cariño por quien le rendía cada latido?

Se me ha hecho muy poco tiempo sin embargo el calendario me dice que ha pasado casi un año. Hoy estoy convencida, aun identificando y asimilando tu ausencia me veo y me siento bien. Si, estoy bien, estoy en una de las mejores épocas; o por lo menos así me siento; estoy completa y llena de vida, no te miento que tuve un sin fin de recaídas tras aquella despedida. Te extrañé, pensé en buscarte algunas veces, pues te quiero y te pienso más ya no te hecho de menos.

Tras tu huida llegaron de la mano grandes dolores y cientos de aprendizajes, no creía cuando me decían que el vacío de un duelo se va llenando de maravillosos momentos. Y eso es a lo que me he dedicado en todo este tiempo, a llenar, a completar, a conocerme, conocer y amar. He sido yo quien ha etiquetado como frase de consolación y clicheado el “lo que no te mata te hace mas fuerte” pero he sido yo misma quien lo ha comprobado tras tu aparatosa despedida.

tumblr_static_walking_away.png

Te fuiste y me quedé sola y a la vez conmigo, te fuiste y me diste la mejor lección de todas, que me tengo a mi, y solo conmigo me aprendí a sentir plena y completa. Pues si, después de tanto tiempo no siento que me falte nada y no precisamente por que lo tenga todo sino porque el dolor me obligó a reconstruirme desde dentro, a priorizar del interior hacia el exterior y así puedo asegurar que hoy estoy mas completa que nunca.

No recuerdo cuando fue la ultima vez que me sentí así y menos después de ti, pasaba las mañanas reconociendo cada centímetro de aquel vacío y creo que fue ese alto grado de exploración, aceptación y nula evasión lo que me tiene hoy aquí. Acepté mi dolor, viví mi duelo, te extrañé, te amé aun a la distancia sin sentirme culpable por no odiarte, nunca me puse como meta olvidarte, te recordé cada instante que mi mente lo pedía, no negué ni una sola emoción. Y tras mucho esfuerzo, trabajo, vida y momentos, hoy puedo decir convencida que es cierto….

Estoy bien y estoy sin ti.

travel-photography-tumblr-a-geek-s-guide-to-adventure-on-budget-hgab-magazine-solo-girl.jpg

A-

La montaña rusa de tu adiós

sunset_in_patras.jpg

Preparada, mentalizada, hasta previamente entrenada. Nada absolutamente nada me preparó para esta montaña rusa tras tu adiós. Tu partida ha sido un cúmulo de emociones, emociones adversas principalmente, sin embargo ha habido de todo. Tras el dolor llegan ligeras recompensas donde yo comienzo a ser la principal de esta ahora historia sin coprotagonista a la que no le encuentro final.

He aprendido a dejar de asociar tu partida con mi persona, a alejar ese sentimiento de que no fui suficientemente buena, a entender que no hay nada que retener. Esto implica subidas, largas subidas llenas de esperanzas, de ansiedad, de lagrimas y temores. Seguido por una bajada donde aviento la mayoría de mis frustraciones y va cargada de mis dolores.

Curvas peligrosas donde no encuentro mi eje, túneles que nublan mi visibilidad y no se ve luz ni salida, vueltas eternas que me han puesto literalmente de cabeza.

img-60602d-design_orig.jpg

Y cuando baja la velocidad y siento que por fin va a terminar, vuelve a empezar. He aprendido a vivir mareada, resignada a que hoy estoy sobre esta montaña. A predecir las curvas y a dejarme ir en las bajadas. A improvisar, gritar y últimamente he empezado a disfrutar un poco más del recorrido.

No se cuando vaya a terminar ni cuantas vueltas más habrá, si este dolor de cabeza cesará o si pueda dejarte de recordar, que no es lo mismo que olvidar pues ahora reconozco y acepto que presente en mi siempre vas a estar.

Me he hecho a la idea de que no se puede superar un día completo en la feria con un par de vueltas, que lleva tiempo y esfuerzo, pero sobretodo resignación y consuelo. He renunciado a la idea de olvidarte, mucho menos odiarte, inmortalizaré lo nuestro como un hermoso paseo, un viaje eterno que dejó como última atracción la montaña rusa de tu adiós.

Wish you all the best, A.

pricingpic.jpg

Estoy bien, pero estoy sin ti

bed-cozy-girl-photography-Favim.com-3194107.jpg

Estoy bien, lo juro. No tengo que decirlo para saberlo ni para que la gente me crea. Estoy bien y se nota, emano chispa al andar y fuerza al caminar, la gente me lo dice, yo lo reconozco mas allá del espejo, pues lo vivo y lo experimento. Estoy bien y me siento bien.

Jamás creí crecer a pasos agigantados desde el día en que nos dijimos adiós.

Nunca hubiera imaginado que después de un acto tan grande de valentía y tras tanto dolor iba a encontrar los frutos de los que ahora estoy disfrutando. Nunca pensé que al haber perdido algo tan importante el resultado hubiera sido haberme encontrado.

20afcb6efa0c5b5bd29368531d30f6be.jpg

Estoy bien, lo se. Hace mucho que mi supervivencia dejo de preocuparme, no solo estoy; no solo respiro; también vivo, he aprendido a disfrutar, a disfrutarme, a dar y sobretodo a darme: darme oportunidades, darme experiencias, darme la libertad de crecer y de conocer horizontes y nuevas capacidades, darme la oportunidad de conocerme, de retarme y reconocerme, de atribuirme a mi cada uno de mis cambios, de explotar y gozar de mis talentos, de escuchar mi voz interna y seguir mis instintos naturales. De sembrar mi esencia en cada uno de los matices de mi vida que para ser honesta son bastantes.

Vivo aquí, vivo ahora, trato de vivir mi día en conciencia plena, de no pensar en el ayer y no planear el mañana. Amo, doy, agradezco, sigo y me dejo seguir. Siento mi corazón, mi respiración, la energía de mis propias vibraciones. Me apego a las recetas y cada vez me doy cuenta de lo bien que me siento, de lo bien que me encuentro.

Sin embargo algo no me hace sentido, ¿Porqué teniéndolo “todo”, sabiendo que ando por el camino correcto, tengo la sensación de que algo me falta? ¿Porqué a pesar de que ya no te pienso con nostalgia siento que una fuerza me jala? Y es aquí cuando caigo en cuenta de que es lo que pasa: Que puedo vivir la vida sin ti, pero no es la misma vida. Pues estoy bien, pero estoy sin ti.

A

90s-aesthetic-art-black-white-Favim.com-3763918.jpg