La vida es compleja, mas no complicada

¿Qué es la vida? ¿Para qué es vivir? ¿Morimos por vivir o vivimos para morir?

zona en blanco

La vida es lo único que nos pertenece y lo único que no entendemos. ¿para que se vive realmente? Hay un millón de respuestas a esa pregunta pues esa pregunta cada quien tiene el deber de contestarla, pues cada uno es autor de su única y propia vida. Por lo tanto no vives para los demás, no vives para agradarle a nadie, para dar explicaciones, para ganar reconocimiento ajeno. Vives para ti, al único al que le debes reconocimiento es a ti. ¿Tu que quieres? ¿A ti que te gusta? ¿Te estas acercando realmente a eso que te llena?

La vida no es complicada, es compleja pues no sabemos escucharnos o entender lo que nos está pasando. Muchas veces tenemos la idea de que queremos algo porque sientes un emoción dentro de ti y vas por ello una y otra vez y ahí estas todas las noches tomando en un bar pero al día siguiente no pasa nada. No hay emoción, no hay pulsión, no hay nada.

smoking woman

Y otras veces sientes en el fondo una cosquillita de que hay algo diferente y de que quieres y puedes hacer algo diferente. Y hay un día que lo haces, que te quedas en tu casa, que convives con tu gente, que te acercas a lo que empujaste hacia fuera, que le diste a tu cuerpo un descanso, hiciste ejercicio, corriste y te cansaste. No hubo tanta euforia ni te da los picos de felicidad que genera una noche de alcohol, es más te costó trabajo. Pero el cambio está al día siguiente cuando si hay algo, cuando si sientes , cuando encuentras una emoción, una ilusión en vez de un vacío.

Así pasa; cuando hacemos algo; en el momento puede ser increíble o difícil. Las mejores cosas de la vida no vienen en la presentación mas atractiva, vienen acompañadas de retos, de letras grandes donde dice ESTO NO ES FACIL, TE VA A COSTAR, TAMBIEN DUELE. En cambio eso que te destruye, si. Viene empaquetado como esa pócima a la felicidad que nadie había encontrado, drogas, alcohol, excesos. Adornado con etiquetas de FELICIDAD INSTANTANEA, TE VA A GUSTAR, FUERA DOLOR.happy people

Lo complejo de la vida no está en leer esos frascos, ni siquiera en probarlos. Está en identificar los efectos secundarios, en no dejarte llevar por el sabor del momento, en detectar que durante un maratón te sientes un loco, el dolor te hace pedir que te detengas, piensas “no lo vuelvo a hacer”, me cuesta trabajo, además me levanto temprano, “podría estar en mi cama comiendo pizza o con mis amigos tomando cerveza”. Terminas y sonríes, te sientes la persona mas feliz del mundo, te sientes capaz, exitosa, te sabe el dolor, te sabe tu sufrimiento, te sabe tu esfuerzo.

En cambio cuando estas tomando de los otros frascos y estas en una noche de excesos, mientras mas avanza estás mas feliz, la pasas mejor que nunca, te sientes bien, no quieres parar, estás pensando en la próxima noche, no hay ningún esfuerzo y ¡cómo disfrutas!. Te vas; y si estás consiente para ese momento; sigues con la adrenalina a tope, sigues con esa felicidad ambulatoria hasta que te vas a dormir.

zona en blanco

La trampa y la razón por la que todos vivimos en una eterna incongruencia e infelicidad es por no saber identificar los efectos secundarios, por creer que la acción es la ganancia primaria cuando realmente la ganancia es eso que sientes al despertar, lo que pasa después. Cuando abres los ojos ¿qué sientes? ¿qué piensas?. Un atleta, dice “Hagámoslo de nuevo” una persona cruda despierta y dice “no lo vuelvo a hacer”. Ahí está la clave, ese es el momento que debemos tomar en cuenta. Tu cuerpo te lo está pidiendo, el sabe lo qué estás sintiendo, solo necesitas prestar atención a ese pequeño momento que nadie escucha. Cuando volvemos a planear algo solo recordamos la emoción del momento lo que te hizo mas feliz en menor tiempo.

La felicidad mas grande no es la mas corta, es la que juntas a lo largo de pequeños episodios. No es la de un fin de semana, es la de toda una semana de equilibrio. Donde quizás en un día no sientes lo que se vive un viernes por la noche, pero si la juntas, si reúnes lo bien que te sientes durante una semana, supera ese pico de alegría, de felicidad ambulatoria.

zona en blanco

Y así debemos de escuchar mientras vivimos, cualquier momentos, en cualquier campo de la vida, ¿que te hace sonreír mas al día siguiente? ¿Ganar mucho dinero o pasar tiempo con tus hijos? ¿Que te llena el alma al despertar? ¿qué dolor te sabe mas? ¿el de un trabajo donde te esforzaste, te desvelaste pero al final lo lograste? ¿o el de un trabajo fácil, fructífero pero donde ni siquiera te retaste o esforzaste? , eso que estas haciendo te hacer decir al día siguiente “hagámoslo de nuevo” o “no lo quiero volver a hacer”.
Se vale probar, parte de saber que te gusta es descubrir también que no nos gusta. Pero identifica, escúchate, conócete. Somos únicos e irrepetibles, lo que le hace bien al otro no forzosamente tiene que hacerte bien a ti. Es tu vida y solo tu decides como vivirla.

Aprendamos a escucharnos, atrevámonos a despertar, a identificar la sintonía de la vida, que después de que empiezas a verla de esta manera te das cuenta que la vida es compleja mas no complicada.

Vive, no sobrevivas.

A.

stron woman

El amor siempre cae bien

Adolfo Kahan pure love

Amor, la palabra más corta pero más grande que existe, es tema no solo trillado sino que muchas veces utópico. Muy sonado pero poco conocido, meditado o desmedido. A veces hay mucho, a veces poco y otras veces no existe. Muchos lo conocen y otros creen no conocerlo, aunque confieso que se equivocan. El amor es el sentimiento más puro y sincero aunque también el más contaminado y más deformado, el más confundido y poco reconocido.

El que le tiene miedo al amor, es porque no lo conoce.

El amor mueve corazones, mueve masas. El amor te salva, el amor te renueva, te reinventa. El amor te expande, te engrandece. Cuando al  amor conoces, tú te reconoces. Te entiendes, te enamoras de ti, de él, de ella, de eso y de aquello, del tiempo; las horas y minutos;  del aire, del trabajo, de lo bueno y de lo malo.

Adolfo Kahan day and nightmare

Es lo más buscado pero al mismo tiempo lo más desperdiciado. El amor te hace ser tú, más como tú y como quisieras ser tú. El amor es trabajo, es vida, es una sonrisa o un momento de alegría. El amor puede ser una relación, NO una relación. El amor es dar, es disfrutar y dedicar. El amor no solo se siente, se vive y se predica, el amor se emana y se irradia, el amor se comparte pues es imposible de esconder. El amor no es una religión, no es una obsesión así como tampoco lo es una simple relación. El amor eres tú mismo como lo son los demás.

El amor es un estado, un momento y una forma de vida, todo al mismo tiempo. El amor te hace soñar, te hace reflexionar, te hace superar y perdonar. El amor te hace avanzar, te hace fijar metas y alcanzar viejas metas. El amor te da chispa, te da confianza, te da ganas. Esas ganas que no se explican pero se sienten al amanecer, al caminar y al platicar. El amor nos hace más bellos, más simpáticos y más amenos.

El amor nos une, el amor nos sana, el amor ayuda a dar y a recibir, a desprenderte, a conocer nuevas formas de vida, nuevas formas de amor, nuevas maneras de vivir. El amor no te limita, tú limitas al amor.

No confundas al amor, el amor no es complicado, el amor es amor y el amor siempre cae bien.

AAA.

Adolfo Kahan together

La vida no tiene instrucciones

IMG_4982.PNG

¿Qué es vivir?, ¿qué es morir?, ¿qué es la vida?, ¿qué es vivirla?

La vida no viene con un manual de que hacer y cómo hacerlo, mucho menos que pasa si no haces lo «correcto» o que a veces lo incorrecto es correcto. La vida no se entiende, se vive; y se tiene que vivir a tope porque nada es seguro pues lo único seguro es la muerte, sin embargo es a lo que más le tememos.

Nadie nos dice lo rápido que pasa, que así como pasaron 20 años se pueden pasar 20 más, o 40 o 50 o simplemente que puede que ya no pasen.
Nadie nos dice que en la vida no valen los años cumplidos sino los años vividos y lo que no aprovechaste para hacer hoy no lo podrás hacer de la misma forma mañana pues no nos cuentan que el tiempo es lo más valioso que existe pues nunca se vuelve a repetir y que nunca vas a poder hacer lo mismo dos veces de la misma forma pues la vida es un río y el agua que pasa ahora no va a regresar jamás ni podrás volver a inhalar el aire ya exhalado.

Nos hablan de felicidad pero jamás entendemos nada acerca de ella, y ¿saben porque? Porque nos enseñaron que la felicidad es la meta, cuando realmente es el camino, camino que se adopta como forma de vida y que se decide construir diariamente.
Nos dicen que estamos vivos, pero jamás nos dicen cuando estaremos muertos, cuando puede ser el último abrazo o la última navidad y siempre dejamos el tiempo y la vida pasar creyendo que habrá otra oportunidad, otro día, otro momento sin pensar que cada momento es único e irrepetible.

La vida no viene con instructivo ni letras pequeñas, no viene con advertencias ni con un control de pausa y mucho menos con rewind, nunca sabemos si ese momento que estamos ignorando en un futuro queramos regresar el tiempo para volver a vivirlo y no podamos. Lo único que sabemos es lo que hemos aprendido, que la vida misma nos va enseñando. Que él hubiera no existe, que el pasado esta pisado y tiempo transcurrido ya es tiempo perdido, que todos tenemos los minutos contados pero que nadie sabe cuántos le quedan a cada uno. Que Él hoy no está pero puede que mañana Tú tampoco y que así como lo material, los perdones, los abrazos y las palabras reprimidas no se las lleva nadie y se quedarán guardadas con las ganas de un día ser escuchadas. Aprendemos que arrepentirse es una pérdida de tiempo y que si sonreíste valió la pena, y nos enseña que nunca te des por vencido en algo que piensas todo el día y que nunca te debes de quedar con las ganas de nada, que el rencor es el veneno que te tomas esperando que le haga daño al otro, que de los errores se aprenden y sobre todo que la vida es tan buena maestra que si no aprendes la lección, te la repite.

Es triste que la vida no venga con instructivo de cómo vivirla pero es más triste no querer vivirla y no aprovechar el hecho de poder vivirla.

La vida muchas veces no es fácil, pero si se disfruta siempre valdrá la pena.

IMG_4976.JPG

Vivir es disfrutar, no respirar.
A.

Sindrome del corazón bipolar

20141001-174442.jpg

Hay un momento en el que te das cuenta del constante choque entre tus emociones y tus pensamientos. Por un lado se te antoja encontrar a esa persona con la que vas a revivir sentimientos que ya tienes hasta olvidados y del otro lado tu cabeza no acepta a cualquiera que te tira la onda con ganas de ser justamente esa persona.
Al contrario de lo que creemos no estamos locas. Nuestra mente y corazón están más comunicados de lo que creemos. En efecto, no venimos a este mundo a estar solas, pero tampoco a andar con cualquiera. Y ese «cualquiera» está avalado por una serie de características y medido por infinidad de filtros. ¿Mal? No sé, ¿Bien? Algún día tendremos respuesta a esa pregunta, la cual estará basada en resultados. ¿Por qué? Creo que las que padecemos del síndrome de corazón bipolar ni siquiera sabemos cómo sucedió ni cuándo terminará, pero lo importante es sentirnos cómodas con nuestras acciones y vida diaria. Y lo más importante ser felices con eso.
Para eso debemos de entender que una mujer no es ninguna media naranja, es un ser completo que no necesita a nadie para sentirse plena y feliz, es por eso que toma la decisión de permanecer soltera. Lo cual no la hace freak ni imposible. Simplemente la hace ella.
Hay mujeres que admiro y en ocasiones envidio que se les es muy fácil enamorarse y cuando cortan ya tienen un nuevo amor, igual o hasta más intenso. Mientras habemos otras que la transición emocional de un amor a otro puede durar años.
Cuando dejamos de buscar a una pareja por necesidad y la empezamos a anhelar, dejando que ella sola llegue por un crecimiento personal, las cosas empiezan a cambiar porque a cambio de las necesidades que cuando se satisfacen se extingue la pulsión, el anhelo de un crecimiento y nuevas experiencias siempre va a seguir ahí, buscando maneras de siempre vivir, cayéndote, levantándote, aprendiendo y enseñando lo cual con mi poca por no decir casi nula experiencia en el amor es la esencia de una relación de pareja.
Sé que es horrible y extraño dejar de sentir, pero pasa y luego llegará alguien que te va a hacer sentir de nuevo, y mucho más intenso.
Lo importante es crecer, trascender, subir un peldaño de esa gran escalera que es la vida. A veces solos, a veces acompañados, y otras veces en pareja. Hay que vivir para ser felices y estar felices porque estamos vivos.
Todo llega a su tiempo y a su debido momento. Que el día que decidas estar con alguien sea por gusto, no por necesidad.

Cuando aprendes a estar solo, ya no buscas a alguien por cariño o compañía, sino por amor y eso es lo más difícil de encontrar.

A.

20141001-174327.jpg

Nada es para siempre

20140910-170738.jpg

No hay nada como ser niño donde creemos que todo es para siempre, que nada se acaba. Que ese helado de limón nunca se va a derretir y que tu oso de peluche siempre va a seguir ahí. Tus padres nunca te van a abandonar, nunca se van a pelear y tú nunca te alejarás, creer que tus abuelos son inmortales y que si algo llegó fue para quedarse.

Duele, duele y bastante crecer y darnos cuenta que nada de lo anterior es cierto, que el helado se derrite más rápido en verano y si no lo comes se desperdicia, que los chocolates caducan, las personas mueren y los ciclos concluyen. Que así como algo comienza, termina, que la vida es alfa y omega y que nada es para siempre.
Que el amor es como una planta y así como en temporadas florece en otras se seca y también muere, que estar vivo no es garantía y que tenerlo cerca no significa que está presente, que la última nunca será la última y el para siempre, siempre termina.

Crecemos y así como perdemos la inocencia ganamos rencores, orgullos y prejuicios. Perdonar se vuelve más difícil y hasta llega a ser imposible, asumir se hace una rutina y el remplazo se vive día a día. Nos envenenamos tanto de la vida cotidiana que aquello que era muy importante pierde su valor o en ocasiones no nos damos cuenta y lo dejamos ir.

Duele y sigue doliendo perder oportunidades, perder amigos. Darte cuenta que los errores muchas veces son irreversibles y que a veces tu palabra es muda y no tiene ningún peso ni argumento. Duele ver a los que amas alejarse, de vez en cuando por un tiempo y otras veces para siempre, saber que lo perdiste y no entender en que momento.

Me gustaría volver a ser niño, donde sacarle la lengua a alguien era la peor ofensa y antes de pensar en perdonar a alguien ya se te había olvidado lo que te había hecho. Pero amo ser adulto porque me recuerda todos los días que nunca debes de dejar de luchar por quienes amas y que las cosas por más difíciles que parezcan nunca serán imposibles para dos personas que se aman. Y el hecho de saber que las cosas no son permanentes las vuelve más valiosas y sus momentos más hermosos, y con eso hace que todo este proceso valga la pena.

20140910-171108.jpg

Love, Andy

TU culpa

20140521-184608.jpg

Me pongo a pensara que tenemos los seres humanos que nos encanta echarle la culpa a alguien mas y especialmente cuando esa culpa recae en nosotros mismos.
Dicen que la verdad no peca pero incomoda y al igual que la verdad la culpa va de la mano. Cuantas veces no es mejor acusar al de enfrente o decir «me lo robaron» en vez de «yo lo perdí» o «el prof me reprobó» a «yo no estudie» o mejor aún el típico «Se rompió» a «Lo Rompí». Son frases de la vida cotidiana que todos usamos, unos mas que otros, pero nadie se salva de ellas.
No aceptar nuestros propios errores es justamente nuestro peor error y el que empieza a hacerlo se comienza a convertir en un hombre virtuoso.
Echarle la culpa a alguien siempre va a ser más fácil, más «sano» y menos doloroso pero también es limitar nuestro crecimiento y desarrollo personal, es evitar que tus ojos vean que hay algo mal y por lo consiguiente crear conciencia de nuestros errores.

Señalar siempre será mas cómodo pues el mundo se ve muy diferente desde la punta de tu dedo y no desde la del dedo de los demás o peor aún desde tu propio juicio. Pero realmente ¿Quién gana o quien pierde cuando no somos sinceros con nosotros mismos?, alejamos más de lo que nos acercamos, alejamos a la gente y nos alejamos de nosotros mismos. No huyamos de nuestros errores al contrario convirtámoslos en nuestros aliados y subamos un peldaño de la pirámide de la vida. Porque a esta vida se vino a crecer, a caer y a aprender. No somos perfectos y la meta no es llegar a serlo pero siempre hay que tratar de ser hoy mejor que la persona que eras ayer.

With love
A.

20140521-184641.jpg

El amor es como una planta y YO no soy un Cactus

20140507-194617.jpg

Trato de entender ese pequeño misterio donde los hombres quieren novia o por lo menos eso nos hacen creer pero van siempre por el camino contrario. Empieza el coqueteo, las primeras salidas, las pláticas de resumen de vida y cuando te das cuenta ya salen formalmente. Tú como persona madura sabes que eso NO significa que te vayas a quedar sin amigas o que él se vuelva el protagonista de tu vida, simplemente tienes un interés más en la vida al cual le darás parte de tu tiempo por lo que reorganizas tus horarios y administrar tu semana dándole una parte considerable a la nueva actividad (El) [Sí nosotras también sacrificamos nuestras cosas, que creían que solo nos vienen a alegrar la vida? #Posoye.] En cambio ellos hacen todo lo contrario, siguen de peda con sus amigos, marcan cuando se acuerdan, escriben cuando quieren y piensan que ahí vas a seguir tranquilamente esperando su llamada.
Si te compras un perro le das de comer, si te compras el nuevo juego de FIFA juegas con él, porque razón si te buscas una novia no la pelas? #Que AlguienMeExplique!! Todas pensaríamos que siguiendo la lógica pasada va a dedicarte algo de su tiempo por lo menos porque eres el juguete nuevo, pero NO juran que pueden seguir haciendo su vida y cuando quieran ahí vas a estar a su disposición.
Una vez el sujeto en turno se iba a hacer una actividad recreativa con sus amiguitos el fin de semana, cuando nos despedimos me dijo «Me extrañas» a lo cual yo contesté «Tú también» para mi sorpresa el cínico me respondió «No, si yo voy a estar muy entretenido y ocupado» pero para su sorpresa le dije «Yo también, que crees ¿qué voy a estar tirada a la desgracia esperando tu llegada?»
De verdad así piensan, nos tienen en un concepto donde estamos pintándonos las uñas hasta que se dignan a llamar (a veces pasa, muuuuuuuy a veces, muy) y ellos son los únicos que tienen actividades por lo cual cuando nos necesiten ahí vamos a estar disponibles.

Tener novia no significa que no puedas hacer todo lo que hacías, o que se tengan que encerrar en una torre por el resto de sus días, simplemente es administración del tiempo compadres.
Lo único que pedimos es que cuando quieran tener novia estén seguros de qué es lo que realmente quieren y están dispuestos a darnos tiempo, atención, cariño y todas las otras cosas retroalimentativas que una mujer cuando quiere novio da y está buscando, porque el amor al igual que las relaciones son como una planta, la cual debes de regar todos los días, y NO somos un cactus. Y si no están dispuestos, listos y maduros para hacerlo simplemente háganos un favor marcando su raya de soltero zone y no nos vuelvan locas.

A.A

Carta al amor

20140408-192145.jpg

Llevo dos años de crisis, y digo crisis porque una crisis es un cambio importante en cualquier desarrollo dando lugar a una estabilidad, si, si es un periodo difícil pero no malo y todo cambio implica un dolor, un sacrificio y un sufrimiento. Como cuando éramos niños y nos dolían las piernas por estar creciendo, o que decir de cuando nos salieron los primeros dientes, o la primera vez que te rompieron el corazón. A veces nos da tanto miedo sufrir que no podemos crecer.

En estos dos años aprendí de todo, pero sobre todo me conocí aunque sé que es la primera crisis de varias pues quiero seguir creciendo, y este fue el primer salto hacia otra etapa de mi vida. Corrí, camine, me estanque, me caí, me levante y me volví a caer infinidad de veces hasta que aprendí. A que hacer, que no hacer, como hacerlo, como NO hacerlo, como manejar mis emociones, cuando es mejor quedarse callado y cuando es realmente importante expresar tu opinión.

También en estos dos años cuyo comienzo fue marcado por el final de una relación, (mi primera relación seria) empecé a buscarte, siendo sincera mi corazón y mi mente siempre estuvo ocupado, sino era por algún sujeto en cuestión era invadida por la idea de encontrarte. Pero nunca llegaste y sabes, hoy te doy las gracias porque si hubieras entrado a mi vida hubieras interrumpido con esa catarsis por la que pasaba, en donde la niña estaba buscando a la mujer que es ahorita, donde encontró las cosas más importantes en los lugares menos esperados y descubrió que su extraña fórmula para encontrar el éxito era probando constantemente el fracaso.
Pero siempre estuviste en mi mente, en cada lugar que visitaba ya hacia planes, llegaba a lugares donde desde el primer segundo sabía que ahí no iba a encontrarte, te busqué en personas equivocadas, te encontré por segundos pero te solté porque no me llenabas o creo que era yo la que no te podía llenar a ti. Por momentos te odié y hasta te olvidé creyendo que nunca te iba a conocer.

Hoy te entiendo y se porque en ese tiempo no me quisiste conocer pues no estaba lista y solo te iba a ofender. Aprendí de tantos golpes y desilusiones que viví, y aunque uno nunca sabe si está listo sé que hoy te empiezo a valorar, por eso hoy te quiero encontrar sin embargo ya no te voy a buscar, simplemente te voy a esperar para cuando tú quieras llegar.

A.A

Miedo a la solteria o a la soledad

Alguna vez se han preguntado en que momento convertimos sinónimos o peor aún fusionamos los términos soltería y soledad?, yo tampoco y justo hoy me di cuenta #MasValeTardeQueNunca. Y claro descubrí otro (si otro) problema de nosotras las mujeres, pero a todo error una solución, y todo fuera como regresar a nuestras bases gramaticales y modificar ese pequeño detalle para que nuestro cerebro deje de afligirse y mandar hormonas y sentimientos a donde no se les llama.

20140403-202838.jpg

Soledad.
(Del lat. solĭtas, -ātis).
1. f. Carencia voluntaria o involuntaria de compañía.

Sola.
(Del lat. solus).
1. adj. Único en su especie.
2. adj. Que está sin otra cosa o que se mira separado de ella.
3. adj. Sin compañía.
4. adj. Que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones.
5. m. (Ya que estas no son clases de baile lo podemos descartar).

Hasta aquí hay que resaltar
1.- Al menos que seas un rinoceronte en peligro de extinción, no eres único en tu especie.
2.- Si no tienes quien te ampare, socorra o consuele en tus necesidades o aflicciones, no necesitas novio, necesitas ir al club de los optimistas YA)

Soltería.
1. f. Estado de soltero.

Soltera.
(Del lat. solitarĭus).
1. adj. Que no está casado. U. t. c. s. (O en otro caso con pareja sentimental)
2. adj. p. us. Suelto o libre.

Estar soltera TAMPOCO es sinónimo de libertina ni de puta. Es estar soltera y nada más, eso no quiere decir que estás buscando o arrastrándote en las banquetas y mucho menos que eres desdichada por no tener la compañía de una pareja. Simplemente compartes tu vida con muchas otras personas dejando en obviedad que NO estas sola.

Después de extraer estas definiciones cortesía de la Real Academia Española me sorprendí al NO encontrar ni la más mínima similitud ni relación entre un concepto y otro.

Y ahora que ya los separamos, la pregunta es ¿Tu a que le tienes miedo, a la soledad o a la soltería?

A.A

La Felicidad

Little_girl_looking_through_window

¿Qué es la felicidad?
¿Es un sueño?, ¿un momento?, ¿un estado?, ¿una meta?, ¿un episodio?
¿Será que de verdad es una utopía o somos nosotros los que la hacemos imposible?

Ayer viví una de las experiencias más fuertes de mi corta vida. Muchos se morirán de risa, pero casi me atropellan y de verdad no fue que estaba yo a metros de distancia y «casi me atropellan», el coche que iba a más de 50km no me vio mientras yo cruzaba un alto (que a la mitad dejo de ser alto) y a un carril de llegar a la esquina lo vi, un Mazda blanco, directo hacia mi persona. No vi el túnel, ni mi vida pasar como muchos dicen pero lo que pasó por mi cabeza fue simplemente la escena de mi cuerpo impactado en el coche y después en el suelo. Puse la mano mientras saltaba hacia la banqueta con un grito y el cofre del coche alcanzo a tocarme de lleno. Afortunadamente cuando me di cuenta ya estaba en la banqueta y viva, con personas al lado mío preguntando si estaba bien, no podía contestar, no podía hablar, no podía siquiera moverme. Cuando salió mi mamá segundos después preguntando que paso me aventé a sus brazos y no pare de llorar por mucho tiempo.
Fue después cuando empecé a pensar tantas cosas, desde entonces no he dejado de pensar, en todo y en nada, en el valor de un segundo o de medio segundo, en el valor de mi vida, hoy estas, mañana quien sabe. Cuantas veces no me he hecho daño a propósito y sin querer, cuantas veces he puesto mi vida en riesgo pensando que nunca me va a pasar y tontamente pensar que si pasa «no pasa nada», pienso en mi papá, mi mamá, mis hermanos, mis amigos, en ese libro que se quedaría a medias, en esa canción de piano que no se terminaría de tocar, en ese mensaje sin contestar, en ese corazón sin usar, en ese perdón sin pedir y en ese te amo sin decir.
Pienso, si de verdad ya no estuviera, ¿mi vida hubiera valido la pena? ¿Qué hice?, ¿Qué no hice?, ¿Qué dejé de hacer? ¿Que pude haber hecho?, ¿Estoy estudiando lo que quiero?, ¿de verdad estoy viviendo?

Pude haber sido la protagonista de una trágica historia, pero no siendo la niña que tenía cáncer, se enamoró y le cambio la vida a todos, o la heroína que cambió el mundo o la que dio su vida por alguien. Mi historia no pudo haber tenido ningún acto admirable, solo sería la de que vivió a tope pero que nunca se enamoró de verdad, que se quedó con ganas de mucho, que por pensar tanto y reflexionar todo a veces hizo poco, sintió poco, vivió poco. La que siempre trató de ser feliz pero nunca supo que era la felicidad de verdad entonces no la pudo alcanzar.

La felicidad, no es un estado, ni un momento, es un mito que sea imposible o que solo las mejores personas la tengan. La felicidad es eso que te hace sonreír, que te hace suspirar, reír. La felicidad eres tú, es tu familia, tu novio(a), tu mascota, tu postre favorito, dormir más de 8 horas, desvelarte sabiendo que no te tienes que despertarte temprano al día siguiente, una fiesta, ese mensaje inesperado, un beso, una buena película, la sonrisa de un niño, un gracias, un te amo, un te extraño. TODO es felicidad y la felicidad lo es todo. Solo que vivimos tan deprisa que no la notamos y siempre la estamos buscando. Cuando está ahí, siempre va a estar ahí; ella no es celosa ni egoísta, tampoco discrimina; siempre está esperándote para cuando quieras compartir algo con ella.

Pensar todo el tiempo en cómo te sientes hace que te alejes de ella. Entre más reflexiones acerca de tu estado de ánimo más vas a encontrar algo que no te hace sentir bien pues siempre hay altas y bajas pero muchas veces si no piensas en ellas no las notas.

Deja de preocuparte por todo, generalmente empeora más la situación y más si no tiene solución. Preocúpate única y exclusivamente cuando sea el primer paso para llegar a la solución. #OcupateNoPreocupate

Reduce la intensidad de tus pláticas con tu YO interno sobre todo lo que está pasando en tu vida, las cosas no siempre marcharán del todo bien pero let it flow and let it be. Disfrutaras más y te preocuparas menos.

No le hagas caso a tu crítico interior, somos nuestros peores jueces y los que tenemos el mayor poder para hacernos sentir menos.

Deja de sentirte culpable, si te hizo sonreír valió la pena, sino simplemente no lo vuelvas a hacer, perdónate y fin de la situación. La culpa nunca te va a hacer sentir mejor, al contrario.

Olvídate del que dirán, si no te estas preocupando por tu propio juicio, menos por el de otras personas. #ConocenTuVidaNoTuHistoria

Deja de llevar la cuenta de todo. A veces se nos olvida que somos humanos y analizamos y contamos todo sin darnos cuenta que nos aflige más de lo que ayuda, pues la perfección nunca será sinónimo de felicidad.

No te la vivas pensando en si tu vida y tu carrera no van como tú lo habías planeado. Deja de planear tu vida y empieza a vivirla. Ponte límites y simplemente no te salgas de ellos pero deslízate por todo el espacio que hay entre ellos sin problemas.

Aléjate de lo que te haga llorar y acércate más a lo que te haga sonreír

«Vivir es disfrutar, NO respirar» a.a.a

Xx, Andy

john lennon happines